ZKA

ZKA

24 ago. 2014

Costa Rica investigará programa anticubano

Imágenes y documentos obtenidos por la Associated Press demostró que el programa de “jóvenes viajeros” fue un esquema de USAID para proporcionar fachada a agentes extranjeros pagados por EEUU para visitar a Cuba, cuya intención era alentar una rebelión contra el gobierno entre los estudiantes.
Costa Rica investigará una serie de programas clandestinos estadounidenses asentados en el país centroamericano, cuyo objetivo era desestabilizar el gobierno de Cuba, informó el viernes el director de Inteligencia y Seguridad, Mariano Figueres.

Costa Rica no ha encontrado archivos ni información oficial sobre un proyecto supervisado por la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés) que a partir de 2009 envió a jóvenes venezolanos, peruanos y costarricenses a Cuba con la esperanza de fomentar la oposición al gobierno, dijo Figueres.

El funcionario dijo que la información provino de un artículo de la Associated Press del 4 de agosto, según el cual USAID y el contratista Creative Associates International esperaban provocar un cambio político utilizando como fachada una serie de programas cívicos y de salud.

Los viajeros disfrazados de turistas exploraron Cuba para identificar a personas que podrían convertirse en promotores del cambio político en la Isla, actividad ilegal en cualquier país del mundo.

La AP encontró que el programa continuó incluso después que funcionarios estadounidenses dijeron en privado que consideraban la suspensión de los viajes a Cuba después de la detención allí del contratista Alan Gross, quien permanece encarcelado acusado de armar en la Isla una red ilegal con tecnología sensible.

“Si podemos confirmar todo esto, por supuesto, no vamos a aceptar que nuestro territorio nacional sea utilizado para atacar a un gobierno amigo, sin importar de qué lado ideológico se encuentre”, dijo Figueres. “Es una cuestión de soberanía y respeto … y estamos muy alarmados de que utilicen a  ciudadanos costarricenses y los pongan en riesgo.”

Dijo que Costa Rica aún tiene que pedir información a los EE.UU. sobre el programa y que cualquier resultado se transmitiría a través del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La administración Obama ha defendido el uso de un taller de prevención del VIH para sus esfuerzos de “promoción de la democracia en Cuba”, pero negó que el proyecto era una fachada para fines políticos.

La Casa Blanca todavía se enfrenta a preguntas sobre otro proyecto secreto, “el Twitter cubano”, conocido como ZunZuneo. Ese programa, puesto en marcha por la USAID en 2009 y descubierto por la AP en abril, estableció una red de medios de comunicación social violando la legislación cubana y sin advertir a los usuarios que eran manipulados con fines políticos. El Inspector general de la USAID está investigando este proyecto.

ZunZuneo también se concibió en Costa Rica, cuyo gobierno expresó su preocupación y pidió a los EE.UU. una explicación de ese caso también.

El Frente Amplio, partido de izquierda de Costa Rica, ha pedido al gobierno una postura más firme frente a EE.UU.

“Teniendo en cuenta el hecho de que Costa Rica se ha declarado un estado neutral, este trabajo que involucra a costarricenses en Cuba socava todo eso”, dijo el congresista Gerard Vargas.

No hay comentarios: