15 jul. 2015

Irán y las potencias pusieron la firma

Los negociadores iraníes y del grupo 5+1 concluyeron formalmente el acuerdo sobre el programa nuclear de la República Islámica. El texto autoriza a Irán a continuar con su programa civil, mientras se compromete a reducir su capacidad nuclear durante varios años y a permitir que los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica revisen sus instalaciones. A cambio, las sanciones internacionales serán levantadas progresivamente.

Después de casi dos años de negociaciones, Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Reino Unido y Francia, más Alemania) anunciaron hoy en Viena que llegaron a un acuerdo para limitar el programa nuclear iraní para que sólo tenga fines civiles, al tiempo que se levantan las sanciones que estrangulan la economía de ese país.

Irán reducirá en alrededor de dos tercios el número de centrifugadoras, de unas 19.000 a 6104, según los términos del acuerdo. La República Islámica tendrá que alcanzar este objetivo en 10 años. Las centrifugadoras pueden procesar uranio para producir combustible nuclear, pero también para el núcleo de una bomba nuclear. 1044 de estas centrifugadoras se usarán para otros fines diferentes al enriquecimiento de uranio.

En tanto, el embargo internacional de armas contra Irán continuará durante cinco años, según los términos del acuerdo sobre su programa nuclear, pero será posible realizar envíos con un permiso especial del Consejo de Seguridad de la ONU, dijo este martes el ministro ruso de Exteriores. "Se alcanzó un compromiso entre Irán y los colegas occidentales que nosotros apoyamos", dijo Lavrov. "Cinco años, pero durante los cinco años los envíos de armas a Irán serán posibles si el Consejo de Seguridad de la ONU las aprueba y verifica", dijo Sergei Lavrov a los periodistas.

Tras el acuerdo entre los países, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) e Irán firmaron un plan de trabajo cuyo objetivo es poder certificar antes de fin de año si el programa nuclear iraní tiene o no objetivos militares. Según el texto, la AIEA tendrá acceso en los próximos meses a las instalaciones militares de Parchin, explicó el director general del organismo internacional, Yukiya Amano. Con ello se intentará aclarar si la república islámica llevó a cabo investigaciones en el pasado para desarrollar la bomba atómica.

"Estas negociaciones nunca podrían haber terminado con una solución de ganadores y perdedores. Queríamos que todas las partes fueran vencedoras", aseguró en Teherán el presidente iraní, Hasan Rohani. Las negociaciones demostraron que los problemas de este mundo se puedensolucionar sin costes desproporcionados y un marco temporal aceptable, añadió.

Rohani ensalzó el acuerdo para su país: "Lo hemos conseguido: salvaguardar nuestros intereses nacionales y alcanzar un punto de inflexión". El mandatario iraní también aludió a las advertencias israelíes durante años por la amenaza de que Irán desarrollase armas nucleares. "Todos los esfueros del régimen sionista (Israel) durante los últimos años han fracasado", dijo Rohani. "Con o sin acuerdo nuclear, nosotros nunca quisimos la bomba atómica", remarcó.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, destacó las negociaciones que lograron el acuerdo y dijo que el mismo "no está basado en la confianza, sino en la verificación", al tiempo que advirtió al Congreso de su país que vetará cualquier proyecto de ley que impida la aplicación del pacto.

La televisión pública iraní retransmitió este martes en directo la declaración de Obama. Es la segunda vez en 36 años que la televisión pública retransmite en directo el discurso de un presidente de Estados Unidos, que rompió relaciones diplomáticas con Teherán en 1979, año de la revolución islámica.

"Tras dos décadas de negociaciones, Estados Unidos, junto con nuestros aliados internacionales, logró algo que años de hostilidad no consiguieron: un acuerdo integral a largo plazo con Irán que evitará que consiga un arma nuclear", dijo Obama en una declaración a la prensa desde la Casa Blanca. El mandatario destacó también que el pacto cortó todas las vías posibles para que Irán obtenga armamento nuclear. Obama recordó que los inspectores tendrán acceso a las instalaciones nucleares de Irán y que si ese país "viola el acuerdo, todas las sanciones" que EEUU levante gradualmente a lo largo de los próximos años "volverán a implementarse".

Los principales puntos del acuerdo de Viena

- Limitaciones en el enriquecimiento de uranio

Irán se compromete a no enriquecer uranio por encima del 3,67 por ciento durante al menos 15 años. El uranio para fines pacíficos sólo requiere de un enriquecimiento de hasta el 5 por ciento, mientras que para alimentar un arma nuclear se requiere que ese material se purifique hasta el 90 por ciento.

Irán se compromete a reducir en unos dos tercios sus centrifugadoras y pasará de tener cerca de 19.000 de éstas a 6.104, y de ellas, sólo 5.060 podrán enriquecer uranio en los primeros 10 años. Todas estas máquinas serán el tipo IR-1, centrifugadora de primera generación, las menos avanzadas. Irán también se compromete a reducir de 12.000 a 300 kilos sus reservas de uranio de bajo enriquecimiento por un periodo de 15 años, y a no construir nuevas instalaciones con el propósito de enriquecer uranio durante ese mismo periodo de tiempo. Con estas medidas se pretende que el tiempo que requeriría Irán si quisiera adquirir suficiente material fisible para alimentar un arma atómica pasará de los actuales 2 a 3 meses a, por lo menos, a un año.

Irán modificará su planta de Fordo de modo que ya no se emplee para enriquecer uranio allí durante al menos 15 años. Irán sólo podrá enriquecer uranio en la planta de Natanz, con sólo 5.060 centrifugadoras de primera generación durante los primeros diez años. Además, se compromete a retirar durante diez años su maquinaria más avanzada, como 1.000 centrifugadoras IR-2M. Irán acepta no utilizar centrifugadoras avanzadas, del tipo IR-2, IR-4, IR-5, IR-6, o IR-8 durante al menos diez años. Además limitará la investigación y el desarrollo de esas maquinarias, imprescindibles para purificar uranio.

- Embargo de armas

La prohibición de importación y exportación de armas se extiende para Irán por cinco años más, mientras que el embargo de compuestos para su programa de misiles balísticos se mantiene durante ocho años.

- Alivio de sanciones

Irán verá aliviadas las sanciones internacionales que pesan sobre el país si cumple con sus compromisos. EEUU y la Unión Europea suspenderán sus sanciones relacionadas con actividades nucleares después de que el OIEA haya verificado que Irán ha cumplido con lo acordado. Eso durará unos estimados seis meses. Si en algún momento Irán no cumple con lo prometido, existe un mecanismo para que las sanciones vuelan rápidamente a entrar en vigor.

- Medidas de transparencia

El OIEA tendrá acceso regular a todas las instalaciones nucleares de Irán. Los inspectores de la ONU podrán supervisar toda la cadena de suministro que sustenta ese programa nuclear. En el caso de sospecha, los inspectores podrán acceder también a instalaciones militares y una comisión conjunta de las partes analizará casos en disputa.

Irán se ha comprometido a aplicar de forma voluntaria el Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación, que otorga mayor acceso e información a los inspectores de la ONU.

- Remodelación del reactor de Arak

Irán ha acordado rediseñar y remodelar un reactor de investigación de agua pesada en Arak, para que no produzca plutonio que pueda ser usado para alimentar un arma nuclear. Irán enviará todo el combustible usado del reactor fuera del país durante toda la vida útil de la instalación. Irán tampoco acumulará agua pesada por encima de las necesidades del reactor de Arak, y venderá ese material sobrante en el mercado internacional. Irán no construirá ningún reactor adicional de agua pesada durante 15 años.

Para la Argentina, es “una contribución a la seguridad internacional”

El Gobierno argentino expresó su satisfacción por el acuerdo alcanzado entre la República Islámica de Irán y el grupo integrado por Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, Alemania y China respecto del programa nuclear del país asiático. "Constituye una solución integral y una contribución a favor de la no proliferación y la seguridad internacional", sostuvo el comunicado de la Cancillería argentina.

El Ministerio de Relaciones Exteriores sostuvo que representa "un logro significativo en el proceso de diálogo en una cuestión de alta sensibilidad, que ha encontrado en el pasado a las partes en abierto conflicto y ha sido destrabada luego de más de diez años de arduas negociaciones".

Además, la Cancillería reiteró que la Argentina sostiene "su posición en favor de la no proliferación y los usos y desarrollos exclusivamente pacíficos de la energía nuclear". Por último, el comunicado sostiene que "el diálogo y a las negociaciones diplomáticas como las mejores herramientas para la solución duradera y efectiva de los diferencias".

Obama: “Asegura la naturaleza pacífica del programa nuclear iraní”

El presidente estadounidense, Barack Obama, reafirmó que el acuerdo alcanzado con Irán impedirá que Teherán desarrolle bombas atómicas y defendió el pacto, considerado su mayor logro en política exterior, a pesar de las críticas de la oposición republicana y del gobierno de Israel. Además, advirtió a los legisladores republicanos, que son mayoría en el Congreso, que vetará cualquier proyecto de ley que impida la aplicación del pacto.

En una intervención en la Casa Blanca, el demócrata dijo que el acuerdo entre las potencias e Irán "no está basado en la confianza, sino en la verificación" de la ONU. "Tras dos décadas de negociaciones, Estados Unidos, junto con nuestros aliados internacionales, logró algo que años de hostilidad no consiguieron: un acuerdo integral a largo plazo con Irán que evitará que consiga un arma nuclear", destacó Obama.

Horas después, luego de que los republicanos calificaran el acuerdo de "declaración de guerra a Israel", el mandatario llamó por teléfono al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y le reafirmó que Irán no podrá fabricar un arma nuclear, luego de que el premier calificara el pacto de "error de proporciones históricas".

De acuerdo a un comunicado enviado por la Casa Blanca, en la conversación telefónica con Netanyahu el presidente estadounidense "remarcó que el acuerdo asegura la naturaleza pacífica del programa nuclear iraní en el futuro".

Obama subrayó "el compromiso incondicional de la Administración con la seguridad de Israel" y confió que eliminará el espectro de un Irán con armas nucleares, "un resultado en el interés nacional de Estados Unidos e Israel".

En contraste con los republicanos, la aspirante a la candidatura presidencial demócrata y ex secretaria de Estado del mandatario, Hillary Clinton, expresó su "rotundo respaldo" al acuerdo y lo calificó de "importante paso para contener a Irán".

Jeb Bush, ex gobernador de Florida y favorito para convertirse en candidato republicano a las presidenciales de 2016, consideró que el acuerdo es "peligroso, profundamente fallido y corto de miras".

Bush señaló que las principales disposiciones solo están vigentes entre 10 y 15 años, y aún así Irán podrá mantener su programa de enriquecimiento y desarrollar misiles intercontinentales.

Netanyahu, en contra

El primer ministro israelí calificó como un "error de proporciones históricas" el acuerdo nuclear alcanzado hoy entre Irán y el Grupo 5+1 y aseguró que hará todo lo que esté en su mano para impedir que ese país tenga armas atómicas.

"Irán va a ver abierto el camino libre para desarrollar armas nucleares y muchas de las restricciones que se lo impedían van a ser levantadas", advirtió Netanyahu al inicio de una reunión con el ministro holandés de Exteriores, Bert Koenderss.


Asad: “Irán logró una gran victoria”

El presidente sirio, Bashar al Asad, felicitó a su aliado iraní por el acuerdo sobre el programa nuclear concluido con las grandes potencias, al que calificó de "gran victoria" para Irán.

"La República Islámica de Irán logró una gran victoria al alcanzar un acuerdo final con los países del grupo 5+1", indicó el presidente sirio en una carta dirigida al líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei.

"En nombre del pueblo sirio, le felicito y felicito al pueblo iraní por este hito histórico", añadió el presidente, que también envió una misiva a su homólogo iraní, Hasan Rohani.

"La firma de este acuerdo se considera un momento crucial en la historia de Irán, de la región y del mundo, y un claro reconocimiento por parte de las potencias mundiales del carácter pacífico del programa nuclear iraní", subrayó Al Asad. Irán proporciona al régimen de Al Asad ayuda militar y un importante apoyo económico en la guerra que golpea Siria desde hace cuatro años.

No hay comentarios: