9 oct. 2017

Un tigre revolucionario


El encuadre armónico y prolijo sirve para destacar aún más el gesto fuerte de Ernesto “Che” Guevara, al que se lo ve fumando un habano. Una línea que se le dibuja en su frente y una mirada altanera terminan por graficar su personalidad y darle potencia a la imagen. La foto es de René Burri y fue tomada en 1963 en la Habana, en el despacho del que por entonces era ministro de industria de Cuba.

El fotógrafo suizo junto a un periodista norteamericano se encontraban realizando un reportaje para la revista Look de Estados Unidos. La fotografía fue tomada poco tiempo después de la finalización de la crisis de los misiles. Burri recuerda que pudo moverse tranquilamente durante el reportaje dado que Guevara no le prestaba atención.

“Esa cara de soberbia del Che es en realidad de enojo. Yo estaba en su oficina en Cuba, enviado por ‘Magnum’ y él se estaba peleando con una periodista norteamericana que había viajado conmigo. ¡Parecía un tigre enjaulado y ni se fijaba en mí, por lo que pude hacerle todas las fotos que quise!”, afirmó el fotógrafo.


Como la de Alberto Korda, esta imagen también se convirtió en un icono que se reprodujo infinitamente y que también marcó un antes y después en la carrera de Burri.

Sobre ello el fotógrafo dijo “Realmente nunca tuve la impresión de estar ante alguien que se iba a convertir en una leyenda, y tampoco tenía la menor idea de lo significativa que esa imagen se iba volver para mí”.


No hay comentarios: