ZKA

ZKA

19 feb. 2013

carta al pueblo latinoamerican



Ustedes que tanto como nosotros trabajan en el campo, en las ciudades, en estancias, fabricas o como peón por día.


Nosotros que vivimos y hacemos la misma vida que ustedes, somos de una misma clase, la de los explotados, los desposeídos. Nosotros que somos trabajadores, los desposeídos, los olvidados, los discriminados, el peón del campo, el obrero de la fábrica, el pescador, el zafrero, el cañero del norte de nuestro país, esos que tenemos como único hogar el lugar donde trabajamos y nos explotan.


Nosotros, vos y yo, que cuando tenemos suerte comemos algún plato de sopa o guiso, aunque de nuestro trabajo y nuestras manos salgan millones de pesos de ganancias para empresarios explotadores, ya sean extranjeros o de nuestro país. 

Muchos de nosotros apenas sabemos poner nuestro nombre en alguna firma porque cuando debíamos ir a la escuela, ya debíamos trabajar. 

Viste compañero, nuestras vidas se parecen, nuestras luchas también, nuestras manos se parecen a las tuyas y seguramente nuestra muerte se parecerá a la tuya, en el medio de la nada sin ningún tipo de asistencia, olvidados. 

¿Porque tenemos que conformarnos a vivir así? 

Si nuestras tierras desde la Quiaca hasta Ushuaia son sumamente ricas y productivas, capaces de producir alimentos y mejores condiciones de vida para quienes la trabajamos. Entonces te preguntamos ¿ Es justa nuestra pobreza ?La forma injusta en la que vivimos no es obra de Dios, ni del destino, es obra de la mala organización social que crearon ciertos hombres para permitir que los ricos vivieran cada vez mejor a costo que los pobres viviesen cada vez peor.


¿Porque si en nuestro país, está lleno de campos sumamente productivos para cultivar alimentos, criar ganado, muchos de nuestros hermanos e hijos deben sufrir el crimen de pasar o morirse de hambre?


Eso se debe a que las tierras y las fábricas pertenecen a grandes empresas transnacionales que vienen de lejos o a empresarios argentinos que nunca trabajaron ni amaron a estas tierras como la amamos y necesitamos nosotros. Cientos de años que por beneficios de unos pocos somos cada vez mas los que sufrimos las injusticias de este capitalismo salvaje, pero este debe tener un fin no debe continuar. Es hora de dejar de estar arrodillados y ponernos de pie con la frente en alto, en nuestra tierra no pueden haber millones de pobres y unos pocos ricos, si la patria es rica que sea rica para todos y no para unos pocos gringos o vende patria.


Muchos trabajamos unos pocos meses pero tenemos que vivir a lo largo de los doce meses del año, dando de comer y educando a nuestra familia. Cuando se acaban las changas debemos marcharnos a otros lugares como linyeras caminantes a buscar trabajos, esto no se puede permitir que un hermano deba vivir rodando de lugar a lugar para poder vivir dignamente, esto no puedo continuar así. 

Hace mas de 170 años el Gran General Libertador Latinoamericano José Artigas dijo que la mayoría de los trabajadores con la única tierra con la que contamos es con los dos metros para pudrirnos después de muertos, 170 años han pasado desde que se dijo esta frase y las cosas siguen marchando injustamente de igual manera. 

Y como si fuera poco, lo poco que nos pagan cuando nos pagan si tenemos suerte, se nos escurre entre los dedos como arena, comprando escasos alimentos para la familia y nada mas. 

Mientras que nosotros pasamos de sol a sol trabajando en los campos, fabricas o en la construcción, los dueños de los medios de producción que nos explotan reciben enormes ganancias a costo de nuestro forzoso trabajo, muy cómodos en sus lujosas casas. Este sistema de explotación, donde el rico es cada vez mas rico y el pobre cada vez mas pobre se llama CAPITALISMO y cuando todo ese dinero queda en manos de empresarios extranjeros se llama IMPERIALISMO.Para luchar contra estas injusticias, desde el lado de los oprimidos y olvidados, para hacer valer nuestros derechos, para luchar por una sociedad mucho mas justa, en donde no tengamos que ver niños muriendo de hambre ni hombres esclavos de sus trabajos, estamos luchando y tenemos que ser cada vez mas, esperamos tu apoyo hermano.

No hay comentarios: