ZKA

ZKA

10 feb. 2013

Comunistas japoneses logran importante éxito electoral en un ambiente hostil de anticomunismo ultraderechista




Tribuna Popular TP – MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL.- En las recientes elecciones en Japón el Partido Comunista Japonés ha obtenido un importantísimo resultado, que lo coloca como la fuerza popular que resiste, al lado de la Clase Obrera, los  trabajadores y sectores populares, a las política de ultraderechización que nuevamente se manifiestan en el entorno político japonés, logrando los Comunistas  un resultado positivo en un clima hostil de anticomunismo.

Partido Comunista del Japón Activa y Moviliza a la Clase Obrera y la Sociedad Progresista Japonesa
A pesar de la radicalización de los sectores fascistas de la derecha extrema y anticomunista de Japón, el Partido Comunista Japonés se moviliza, resiste y activa a la clase obrera y la sociedad progresista japonesa, En el reciente proceso electoral del 16 de Diciembre los Comunistas Japoneses realizaron una gran movilización popular, se vincularon a la clase obrera y los sectores populares, con lo cual lograron un buen resultado de actividad política y electoral, en las elecciones legislativas.

En un ambiente de fascistización y radicalismo derechista, en Japón es actualmente muy difícil  presentarse como Comunista. Sin embargo, a pesar de tal situación, el Partido Comunista Japonés registra una consolidación y reafirmación de su influencia en la Clase Obrera y en  su audiencia de masas. Con un registro de adherencia al Partido  de  400 000 militantes, con su diario ""Akahata"", que alcanza una circulación de (1.500.000)--- millón y medio de lectores diarios--, y con un nuevo y ampliado interés por el estudio del marxismo en Japón,  el Partido Comunista Japonés ha sabido  lograr una nueva ola de adhesión a su política revolucionaria y a su opción electoral.

Resultados Positivos de los Comunistas en un Clima Hostil

Como debe ser, como es característico y obligatorio para los Comunistas, quienes  nunca se enfrentan a situaciones fáciles, sino que deben vencer siempre en lucha firme en ambientes hostiles y anticomunistas --ahora reforzados en todo el mundo ante la crisis del capitalismo-- los Comunistas Japoneses sacaron un resultado positivo en su País,  Japón, al conservar un 7% de la votación, con cuatro millones (4.000.000) de votos
Con tal resultado el Partido Comunista Japonés conserva 8 asientos en el Parlamento, y obtiene 6,2% de la votación por lista, correspondientes a la votación por 180 asientos por listas, en la votación proporcional nacional, Por otra parte, en la votación por circuitos locales, por 300 asientos, alcanza un porcentaje de 7,9%. Tal resultado significa un avance, visto que en las anteriores elecciones del 2.009 se había alcanzado porcentajes de 7 y 4%, respectivamente, lo cual da ahora un mejor resultado porcentual combinado, aunque se perdió un asiento de los nueve (9) anteriores.
Los Resultados del Partido Comunista Japonés Marcan una Importante Resistencia a la Derechización de la Vida Política del País.
En el marco político y electoral de derechización fascista, los resultados del Partido Comunista Japonés (PCJ) marcan una apreciable resistencia con la cual las fuerzas progresistas rechazan la derechización de la vida política japonesa.

El éxito electoral, logrado en un ambiente hostil, se explica por el arraigo del Partido Comunista Japonés en la Clase Obrera y en la sociedad nipona, por su sólida organización celular leninista en las empresas y en los barrios obreros y populares, y además por su Programa en el cual se proponen políticas en interés del pueblo Japonés, de rupturas con las políticas pro-patronales, pro-imperialistas y pro-estadounidenses  de la derecha y especialmente del PLD.
Entre las proposiciones presentadas por el Partido Comunista Japonés (PCJ)  durante la Campaña Electoral se encuentran:

-Una política de relanzamiento de la defensa de los Servicios Públicos y del Estado Social

-El rechazo a la elevación  de la TVA

-El rechazo  inmediato de la política de armamentismo nuclear

-El rechazo del Tratado de Libre Intercambio  Trans-Pacífico

-La Ruptura Inmediata con los Tratados de Sumisión al Poder Estadounidense

En fin, el PCJ lucha por una política de firme oposición al nacionalismo militarista, actúa en firme  lucha contra la revisión de los programas y beneficios  escolares, desarrolla una acción continua contra la revisión de la constitución, y por la promoción de la resolución diplomática y pacífica de los litigios entre naciones.

Resultados Positivos y Firme Oposición a la Máxima Derechización de la Política y el Gobierno Japonés Constituyen la Reafirmación del Partido Comunista Japonés y su Programa

Tal Programa y su movilización de Campaña Electoral le han permitido al Partido Comunista Japonés alcanzar más de 4.700.000 (cuatro millones setecientos mil)  votos de los electores que han votado en las circunscripciones regionales (circuitos) por los candidatos Comunistas, y más de 3.500.000 (tres millones quinientos mil), tres millones y medio de votos de electores que votaron por las listas del escrutinio nacional proporcional.

En esta Campaña Electoral, el Partido Comunista de Japón ha marcado su oposición total contra:

-el nacionalismo liberal y militarista del PLD, partido bajo la influencia de la extrema derecha

-la política liberal y pro estadounidense aplicada durante cinco años por el Partido Democrático, supuestamente de centro-izquierda, el cual ha alimentado esta derechización

-y contra el llamado Partido de la Restauración, recientemente creado y portador también de una política derechista y anticomunista, pero más marcada e intransigente.

En la campaña electoral se impuso con apoyo de los medios la orientación más derechista del Partido de la Restauración, cuyo mensaje ha dominado y dictado el tono de la campaña electoral, multiplicando las provocaciones anticomunistas, las provocaciuones y ataques contra China y Corea del Norte, planteando la  "necesidad de la remilitarización" del Japón, basando sus argumentos en hablar de la "declinación" de Japón en relación con el poder emergente de China.
Con un contexto internacional de tensiones con la China Popular y Corea del Norte, la campaña electoral en Japón ha estado marcada por el retorno de un mernsaje de nacionalismo extremo y de un anticomunismo rabioso, de combate directo y pedido de medidas anticomunistas directas.

Ante esta situación el Partido Comunista Japonés ha mantenido sus banderas políticas de lucha consecuente por el Socialismo_Comunismo, de lucha por los principios revolucionarios marxista-leninistas, por la defensa de los derechos de la Clase Obrera y los intereses inmediatos del pueblo Japonés, sin dar jamás ninguna concesión a las fuerzas del consenso derechista dominante, como revolucionarios siempre fieles a la lucha de clases y al carácter Comunista del PCJ, estando igualmente siempre presentes en las luchas diarias de la Clase Obrera en las empresas y  en los barrios de los sectores populares, con un mensaje revolucionario que ha sido estimado y apoyado por millones de trabajadores japoneses.

Victoria de la Derecha y Aparición de una Corriente más Radicalmente Derechista, Guerrerista y Anticomunista
Como gran vencedor en los escrutinios aparece el Partido Liberal-Demócrata (PLD) el cual junto con su aliado el Partido Conservador Komei alcanzó 325 de los 480 asientos, y 27,% de votos, mientras que el Partido Demócrata, centro-derecha, obtuvo 15% de votos y 57 asientos.

El PLD es un Partido tradicional del gran capital monopolista japonés, del nacionalismo militarista y promotor de la alianza americano-japonesa, y durante la campaña ha endurecido su mensaje orientándose más hacia la derecha y el anticomunismo.Se trata de un discurso basado sobre el nacionalismo anti-chino, por la reactivación del militarismo y armamentismo japonés, por la revisión de los artículos "pacifistas" de la Constitución Japonesa, Partido que lucha por la promoción e instalación de medidas neo-liberales y la restricción de los derechos sociales, así como proclama la necesidad de la defensa anclada en la opción nuclear.

En la realidad el verdadero vencedor político del proceso electoral en el campo de la derecha es el Partido de la Restauración, un nuevo Partido de la más extrema derecha creado y dirigido  por un escritor nacionalista-fascista japonés--Shintaro Ishijara--, cuyo Partido devino de hecho la segunda fuerza numérica del País, con 20% de votos, y 54 asientos, pero que fue el que impuso la tónica política de los mensajes de la campaña electoral de los Partidos de la derecha, y marcó la orientación para el avance de las opciones guerreristas, derechistas y anticomunistas.

No hay comentarios: