ZKA

ZKA

10 feb. 2013

Nuevo intento de los comunistas rumanos de registrar al histórico PCR como partido politico


Los comunistas rumanos han vuelto a intentar el mes pasado, ante el Tribunal de Bucarest, que el Partido Comunista Rumano sea aceptado en el registro de partidos políticos, presentando para ello 27.700 firmas de apoyo. Incluso un periodico reaccionario como  Evenimentul Zilei ha titulado la noticia con un llamativo "Miles de rumanos piden la legalización del Partido Comunista".

El número de firmas necesarias para la legalización de un partido político es, según la legislación rumana, de 25.000, pero en ocasiones anteriores se presentarón también el número suficiente de sostenedores pero la solicitud fue denegada por motivos evidentemente políticos. El miedo de la mafia capitalista rumana, sostenida por la de la Union Europea, al resurgir del comunismo es demasiado grande todavia, especialmente en estos tiempos en los cuales todo el mundo sabe ya a la perfección quienes son los culpables de la pobreza del pais,  y en los que los rumanos estan abriendo los ojos tras veinte años de estafa de prometido paraiso capitalista (convertido, al contrario, en un verdadero infierno para la mayoria de los rumanos). 

Rumania es el unico pais de Europa donde despues de 22 años no se ha permitido el registro legal del Partido Comunista Rumano, porque la Ley de Seguridad Nacional dice que el comunismo es un peligro para la sociedad rumana, equiparándose al fascismo (que curiosamente, a pesar de la propaganda hollywoodiense, fue derrotado gracias al comunismo y al Ejercito Rojo).

Constantin Cretu, miembro del Comité de Reorganización del PCR y Responsable de Relaciones Internacionales,  afirmó que la iniciativa es una necesidad objetiva para la democratización de la sociedad rumana y para su alineamiento con los estándares europeos referentes a los derechos del hombre para todos los ciudadanos del pais (una vision un tanto inocente, como si en el resto de paises de la Union Europea estos se respertaran realmente).

Entre los sostenedores del PCR hay muchos pensionistas y personas que vivieron durante la Rumania Socialista, pero también bastantes jóvenes, que ya han comprobado que el capitalismo no es ninguna solución, y que solo puede provocar la barbarie que han sufrido los rumanos durante estas dos décadas.

Petre Ignatencu, presidente del Comité de Reorganización del PCR, declaró que espera que se acepte de una vez por todas la petición de registro legal del partido, porque "la sociedad rumana está desequilibrada desde el punto de vista político", afirmando que conforme a los estudios recientes "el 60% de los rumanos no tienen ningún temor al PCR" (y eso a pesar de la brutal propaganda anticomunista),  por lo que el artículo de  Ley de Seguridad Nacional que considera al comunismo un peligro no tiene ningún sentido. 

Lo que olvida Ignatencu es que los que han hecho las leyes durante estas dos ultimas decadas, y por lo tanto la citada Ley de Seguridad Nacional, si que siguen teniendo un miedo atroz al comunismo, porque antes de 1989 ninguno de los actuales mafiosos eran millonarios ni disfrutaban de los privilegios inalcanzables para la mayoria de los que disfrutan hoy, ni con su impunidad ante los constantes delitos económicos que les permite hacer practicamente lo que les da la gana mientras un ciudadano de a pié va a la carcel incluso por robar una bolsa de manzanas.

Por supuesto que el diario citado, Evenimentul Zilei, ha aprovechado la noticia para denigrar a Petre Ignatencu, simplemente porque debido a la falta de trabajo (recordemos que en 1989 habia disponibles en Rumania mas de 8 millones de puestos de trabajo y hoy existen apenas 4 millones), tras la destrucción metódica y planificada de la rica industria socialista, hoy es taxista en Bucarest, motivo subrayado por el diario defensor del demoledor régimen capitalista como si fuera motivo de burla (a pesar de que se trate de un licenciado en derecho). 

El ultimo intento de volver a poner en primera linea al Partido Comunista Rumano fue el realizado por el Partido Alianza Socialista, que intentó cambiar su nombre asumiendo el del partido historico, pero cuyo intención se quedó en agua de borrajas al ser rechazada su solicitud por los Tribunales capitalistas, por lo que en esta ocasión no hay demasiadas esperanzas de que la respuesta sea positiva (en especial, teniendo en cuenta que las ultimas encuestas siguen señalando que cada vez un mayor número de rumanos reconoce que vivia bastante mejor que bajo la tiranía capitalista durante el Socialismo, antes del golpe de estado fascista de 1989).

No obstante, esperemos que el PCR, el partido de vanguardia rumano bajo cuya bandera y liderazgo se construyó una sociedad socialista en Rumania, durante la cual se alcanzaron logros sociales y economicos que se han destruido con saña durante estas dos décadas, tras demostrar los gobiernos socialistas rumanos que un pais podia ser rico y autosuficiente sin depender de los organismos financieros internacionales, vuelva a legalizarse y pueda emprender una dura batalla contra la mentira y la manipulación goebblesiana que caracteriza a la ideología y la propaganda capitalista, y cuyo objetivo es evitar que los trabajadores vuelvan a organizarse y a unirse en un frente común contra su verdadero enemigo.

No hay comentarios: