11 mar. 2013

Fustiga Correa a la CIDH por tolerar bloqueo contra Cuba


El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, criticó hoy duramente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por tolerar que su sede sea Estados Unidos, el país del bloqueo durante más de medio siglo contra Cuba.

“No es posible en el siglo XXI en Nuestra América tolerar que la sede de la CIDH sea el país del embargo criminal contra Cuba, que atenta total y abiertamente contra el derecho internacional”, subrayó Correa al inaugurar en Guayaquil la Conferencia de los Estados Partes.

“Este bloqueo criminal contra Cuba constituye el mayor atropello a los derechos humanos en nuestro continente, pero ni siquiera aparece en los informes de la CIDH para los cuales” éste “ya es parte del paisaje”, afirmó el mandatario ecuatoriano.

¡Ya basta!, insistió, Ecuador no aceptará más neocolonialismo.

Aclaró que Ecuador es uno de los siete países de los 34 integrantes del Sistema Interamericano que firmó todos los instrumentos, pactos y convenciones sobre derechos humanos, mientras Estados Unidos no rubricó ni uno solo de ellos.

Solo 23 de esas 34 naciones ratificaron la Convención de los Derechos Humanos, a la cual pertenecen la CIDH y la Corte Interamericana, y es primera vez que se realiza una Conferencia de los Estados Parte de esa Convención, agregó Correa.

América Latina se está sacudiendo de esa costumbre de los países que más hablan sobre derechos humanos y menos los respetan, recalcó.

No vamos a permitir más ningún neocolonialismo, cómo vamos a permitir que el 96,5 por ciento de la CIDH se financie por países que no han ratificado la Convención y por supuestos organismos observadores, que pagan para imponer sus condiciones, aseveró.

El país sede está únicamente sujeto a la Convención, enfatizó Correa, y no se trata de una ingenuidad, sino que eso responde a una visión política de doble moral que se aplicó en nuestra región por décadas, cuando se nos consideraba el patio trasero de un imperio.

Han querido posicionar mediáticamente que las críticas de Ecuador a las falencias de la CIDH es atentar contra la democracia, dijo, cuando aquí no hay tortura, no existe la pena de muerte, y es un verdadero Estado de derecho donde se persiguen delitos y no personas.

No hay comentarios: