10 mar. 2013

La CIDH es un instrumento del imperio, afirma Correa


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es hoy un instrumento de la política exterior de Estados Unidos contra los gobiernos progresistas de América Latina, denunció el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

La CIDH en estos momentos está tomada por la visión anglo sajona de la libertad de prensa como libertad de los negocios de los dueños de los medios de comunicación, precisó el mandatario en su informe semanal a la ciudadanía desde la fronteriza provincia de Carchi.

Ese poder mediático pretende ser más fuerte que el poder de los Estados y no permitiremos que pisoteen los tratados internacionales por el capricho de un puñado de burócratas.

Estas denuncias serán expuestas por Correa al inaugurar la reunión de los Estados Partes que suscribieron la Convención Interamericana de Derechos Humanos (Pacto de San José) que se desarrollará este lunes en la ciudad de Guayaquil.

Ecuador es uno de los siete países, de 34 que tiene el Sistema Interamericano que ha firmado todos los instrumentos de derechos humanos.

Entre ellos citó el referido a prevenir y sancionar torturas, y recordó que Cuba es parte del continente y ahí está la base naval de Estados Unidos en Guantánamo, lugar convertido en prisión donde la propia prensa estadounidense ha denunciado el uso de torturas.

Con absoluta ligereza, denunció Correa, haciendo abstracción de los principios jurídicos más elementales, la CIDH pretende arrogarse atribuciones que no tiene y dictar medidas cautelares, cuando es a la Corte Interamericana a la que corresponde. Diremos las cosas como son, recalcó, la CIDH no tiene potestad de dictar medidas cautelares, no es un organismo jurisdiccional y tampoco tiene autonomía, sino que depende de los Estados Parte.

Ecuador, agregó, no va a permitir la distorsión de tratados internacionales como el Pacto de San José, en discrepancia con la Carta Constitutiva de la Organización de Estados Americanos (OEA), por una burocracia que se cree por encima de los derechos de los Estados.

Pero la sede del CIDH está en Washington, gobierno que no ha firmado ninguna de las Convenciones y es el que financia la relatoría de Libertad de Expresión como parte del neocolonialismo para que persigan a algunos gobiernos, basta de tanta hipocresía, enfatizó.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, informó sobre este tema que Argentina ha planteado la posibilidad de ser sede de esa entidad en lugar de Washington.

No hay comentarios: