6 ago. 2014

Después de un mes de bombardeos, Gaza vive una tregua

Sorprendidos amanecieron los palestinos hoy en la Franja de Gaza, después de experimentar las primeras 24 horas, de una tregua pactada por el mediador Egipto y con validez por tres días.

Cientos de pobladores regresaron a sus destruidos hogares en autos o en carretas tiradas por mulos para buscar las pertenencias que quedan debajo de los escombros.

Las fuerzas israelíes se replegaron la víspera del territorio de Gaza porque según dicen fuentes militares de Tel Aviv cumplieron su objetivo de destruir los túneles transfronterizos de infiltración de Hamas.

Una delegación compuesta por tres representantes israelíes se sumaron a las conversaciones convocadas por Egipto con ambas partes, por separado.

Isaac Molha, asesor del primer ministro Benjamin Netanyahu, Yoram Cohen, jefe de la agencia de seguridad Shin Bet y Amos Gilad, jefe de la oficina política del Ministerio de Defensa, son los tres representantes asistentes.

Las negociaciones tienen el propósito de encontrar una tregua duradera en la Franja.

El fuego sorprendió a los palestinos el 8 de julio pasado y desde entonces el olor a pólvora se apoderó por 28 días de ataques consecutivos, que parecían no tener fin.

Los daños humanos toparon la cifra de mil 875 muertos y más de nueve mil 400 heridos, un 0,7 por ciento de la sociedad civil palestina.

Tristemente resulta la muerte de 430 niños y adolescentes, más otros dos mil 500 heridos, a lo que se suman las secuelas psicológicas dejadas por los ataques en aquellos pequeños que sobrevivieron a muchos de sus familiares.

Unos 16 mil 125 hogares quedaron gravemente dañados o destrozados en Gaza, lo que provocó desplazamientos internos del 25 por ciento de los pobladores, según estadísticas de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados.

La comunidad internacional repudió los ataques por tener como blanco muchos objetivos civiles entre los que se cuentan universidades, escuelas refugios, edificios residenciales, hospitales, ambulancias, mezquitas y mercados.

No hay comentarios: