ZKA

ZKA

24 ago. 2014

Miles de manifestantes repudian brutalidad policíaca en EEUU


La ciudad estadounidense de Nueva York se ha convertido este sábado en el escenario de una protesta masiva por la muerte de Eric Garner, un ciudadano afroamericano asesinado el mes pasado por la Policía.

El acto, en el que han participado miles de personas, ha tenido lugar en el condado de Staten Island y ha comenzado en la intersección donde la Policía enfrentó a Garner.

Asmático y padre de seis hijos, Garner era sospechoso de la venta ilegal de cigarrillos y se resistió a su arresto, pues fue derribado al suelo por varios policías el pasado 17 de julio. El médico forense de Nueva York calificó su muerte como homicidio.

Los manifestantes gritaban consignas como “¡No puedo respirar!” (las mismas palabras de Garner cuando el policía lo tomó por el cuello) y “La vida de los negros vale”, y portaban pancartas en las que se leía “No volveremos atrás. Marcha por la justicia”.

Decenas de policías estaban encargados de evitar cualquier acto de violencia durante la manifestación, que pasó por la oficina del procurador general de Staten Island, Daniel Donovan, quien envió hace días el caso a un jurado de investigación.

La muerte de Garner, seguida por la muerte de otro afroamericano llamado Michael Brown (el 9 de agosto de 2014), ha generado protestas contra la brutalidad policíaca en todo el país.

Varias de estas manifestaciones han sido reprimidas por la Policía estadounidense, algo que llevó a la alta comisionada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Navi Pillay, a asegurar que el apartheid está floreciendo en muchas partes de Estados Unidos.


No hay comentarios: