18 ago. 2014

Operación secreta contra Cuba: La USAID debería disculparse

Los efectos de los grupos clandestinos que infiltran y cooptan las organizaciones de “ayuda” y “desarrollo” pueden ser devastadores. Un informe divulgado por la Associated Press detalla la historia de un cubano que conoció a visitantes extranjeros en una universidad y llegó a creer que estos eran sus amigos. Pero estos visitantes estaban en realidad bajo instrucción secreta de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Vídeo de presentación de este informe se puede encontrar aquí:
La empresa Creative Associates, contratada por USAID para que reclutara jóvenes de Perú, Venezuela y Costa Rica, los envió a Cuba para que detectaran otras personas que podrían dedicarse a formar activistas anticomunistas. Esta es la misma compañía que creó el Twitter cubano – otro intento de incitar a una rebelión en la Isla. La USAID estableció un taller con la fachada de la prevención del VIH en Cuba, donde sus jóvenes agentes trabajaron para identificar aquellos que podrían involucrarse en acciones contra el gobierno de Raúl Castro.

La operación se activó desde 2009 y a los jóvenes se les enseñó determinados códigos, tales como:

    Me duele la cabeza -lo que significaba “podemos estar siendo vigilados” y,
    Vuelve a casa antes, tu hermana está enferma -que quiere decir “sal tan pronto como te sea posible “.

Una declaración de la USAID dijo que la organización está “comprometida con apoyar el deseo del pueblo cubano de determinar libremente su propio futuro”. Aunque, en realidad se parece más a lo que sería un futuro determinado y favorable para el Gobierno de Estados Unidos.

Una de las personas que aparecen en el informe de la AP dijo que se sentía “manipulado”, cuando en realidad él fue mucho más que manipulado -¡él estaba en un peligro increíble! Después de la realización de unos seminarios de corta duración, se esperaba que estos jóvenes hicieran el trabajo de un oficial experimentado de la CIA, que es algo que no podría haber conseguido fácilmente alguien sumamente inexperto y sin preparación para enfrentar problemas graves con las autoridades cubanas.

La USAID estadounidense también tuvo la audacia de decir en un comunicado que esta operación no era secreta o encubierta. Si es así, hay que preguntarse, ¿por qué la ayuda estadounidense no siguió adelante y puso un letrero que decía “Reclutamiento para la Rebelión”, en lugar de “Taller de Prevención del VIH”?

Los intentos de EE.UU. de derrocar a gobiernos soberanos es un gran problema, pero el problema adicional es que esto mina por completo el trabajo de los programas y organizaciones de ayuda auténticos. Ahora, incluso el miembro más confiable y decente de esos grupos podría ser sospechoso de hacer algo en nombre de otros, o en el mejor de los casos tendrá que soportar preguntas de los lugareños como “¿trabajas para la CIA?”. Esto ejerce presión tanto sobre los donantes como en los receptores de la ayuda, y obstaculiza los esfuerzos para tratar de ayudar a los necesitados en todo el mundo. Por otra parte, se debilita la posición de todas las ONG y daña severamente la reputación de la USAID.

En lugar de tratar de justificar lo que han hecho, la USAID debería emitir una disculpa por poner en peligro la vida de estos jóvenes y por embarcarse en lo que sólo puede ser descrito como una misión temeraria. AID (ayuda en inglés) sin duda no siempre ayuda, pero, cuando las operaciones clandestinas como estas son tan descaradas, la AID nunca puede ayudar.

No hay comentarios: