30 ago. 2014

Tras provocación polaca, ministro ruso de Defensa llega a Moscú

El Presidente ruso Vladimir Putin (centro) con Sergei Shoigu -izquierda- y el General Ivan Buvaltsev.

El avión del ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, aterrizó hoy en el aeropuerto militar de Chkálovski, región de Moscú, después que Polonia le impidió sobrevolar su espacio aéreo y lo obligó a regresar a Bratislava, Eslovaquia.

Una nota publicada en la web de la cartera de Asuntos Exteriores de Rusia denunció la acción inamistosa de Varsovia y advirtió que no quedará sin respuesta.

Añade que los pilotos del avión gubernamental Tu-154 del ministro de Defensa, que volvía de la celebración del aniversario 70 de la insurrección eslovaca contra el fascismo, recibieron la orden desde tierra de que Polonia no prestaba su espacio aéreo para el paso de la nave del titular.

En consecuencia, explica, el avión se vio obligado a dar media vuelta y aterrizar una hora después en el aeropuerto de Bratislava.

La nota aclara que tras las negociaciones, Varsovia permitió al aparato del titular de Defensa sobrevolar su territorio, y argumentó que la prohibición se debió a que el avión cambió su estatus de civil a militar por razones desconocidas.

Polonia es uno de los países europeos que ha reaccionado con más virulencia hacia Rusia por su rechazo a la quiebra del orden constitucional en Ucrania con el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich el 22 de febrero del año en curso.

Hoy, la cancillería rusa publicó otra nota de protesta en que exige a las autoridades ucranianas que liberen a empleados de la embajada rusa detenidos en Kiev.

Exigimos que terminen las provocaciones contra las oficinas diplomáticas en Ucrania y sus empleados, reclama el escrito al denunciar el hecho más reciente ocurrido el 28 de agosto contra funcionarios de seguridad de esa misión, incluidos los escoltas del embajador.

Pese a haber presentado sus pasaportes diplomáticos, los empleados de seguridad fueron detenidos cerca de una cafetería por una razón inverosímil: la policía ucraniana aseguró que tenían granadas, enfatiza la denuncia.

Exigimos la liberación inmediata de los empleados de la Embajada y la prevención de la violación de acuerdos internacionales y la inmunidad diplomática, concluye la cancillería.

No hay comentarios: