ZKA

ZKA

21 sept. 2014

Brazo armado chiíta Houthi toma sede del Gobierno en Yemen

Miembros de Ansarullah, el brazo armado del clan chiíta Houthi, tomaron la sede del gabinete en Saná, Yemen, mientras sus dos delegados llegaron al palacio presidencial para firmar un acuerdo con el presidente Abd Rabu Mansour Hadi.

El acuerdo de tregua entre Ansarullah y el mandatario, cuyos pormenores se desconocen, fue negociado por el subsecretario general de la ONU y enviado para Yemen, Yamal Bin Omar.

Un pronunciamiento similar fue emitido a mediados de esta semana, pero el pacto nunca llegó a firmarse y en una reunión con los 10 países que median en el conflicto interno yemenita el mandatario acusó a los Houthi de intento de golpe de Estado.

En tanto, el primer ministro Mohammed Basindawa renunció al cargo y acusó al mandatario de acaparar el poder.

Ansarullah continúa su avance en el perímetro de la base de la Primera Brigada Blindada, comandada por el general Alí Mohsen, y han tomado tres unidades, dijeron a Prensa Latina fuentes diplomáticas al tanto de la situación en el teatro de operaciones.

Portavoces Houthi aclararon que su conflicto no es con el presidente, ni el partido Islah (sunitas), sino con Mohsen, y que el avance sobre la capital no busca tomar el poder en este pequeño y empobrecido país.

Los milicianos chiítas asimismo anunciaron la incorporación a sus fuerzas de la Brigada 163, comandada por Khaled Saleh, hijo del dimitente ex presidente Alí Abdullah Saleh y que ha abierto fuego contra los bastiones de Mohsen, reveló el informante en condición de anonimato. El mismo informante señaló que los Houthi, que profesan la escuela zaidita del Islam chiíta, también ocuparon la Universidad de La Fe y las emisoras estatales de radio y televisión.

Trascendidos de fuentes confiables aseguran además que el general Mohsen, quien rehusaba entregar el control de la Primera Brigada Blindada, buscó refugio fuera de esta capital después de enviar esta semana a su familia al vecino reino  de Arabia Saudita, pero el reporte carece de confirmación oficial.

El agravamiento de la crisis yemenita desató actos de represalia, entre ellos el ataque contra la residencia de Najif Al Ganis, uno de los principales dirigentes del Partido del Renacimiento Arabe Socialista BAAS.

Los Houthi demandan presencia en un nuevo Gobierno y la modificación del plan de federación del país en seis regiones que estiman los encierra en una zona sin recursos naturales ni salida al mar y se quejan de discriminación por parte de la mayoría sunita del país.

No hay comentarios: