8 sept. 2014

Estado Islámico: Receta de torta casera con masa de hojaldre (o de arena)

Desmenuce primero algunos estados con importancia estratégica. Comience por aislarlos por la vía diplomática. Trate de agotarlos totalmente para que resulten más fácilmente moldeables. Luego financie y controle a la oposición.
Receta

Ingredientes:

Algunos países estratégicos

6 grupos de armas
Líquido (medios financieros) en cantidad suficiente
Una comunidad musulmana local
2 cuencos de miseria y de recesión
1 bol de sistema educativo decadente
Algunas tabletas de economía
25 cl. de desocupación
350 gr de acoso y de brutalidades policiales
100gr de medios perfumados de escándalo
3 cucharadas de sueños destruidos
2 grandes lonjas de racismo y de discriminación

Preparación:

Prepare primero la masa de hojaldere. Para hacerlo desmenuce primero algunos estados con importancia estratégica. Comience por aislarlos en el plano diplomático. Trate de que queden bien agotados para que sean más fácilmente manejables. Luego financie y controle a la oposición.

Puede también ingresar al país, pero no siempre resulta exitoso y además resulta caro. Deje levar la masa hasta que la oposición se transforme en milicias armadas. Las más radicales son a menudo las más eficientes. Trabaje cuidadosamente esas milicias y proporcióneles armas y financiación. Hágalo discretamente y en pequeñas cantidades. Ponga la masa en un procesador culinario y vaya aumentando sistemáticamente la potencia hasta que no queden más que los yihadistas más radicales. Mantenga la tapa bien cerrada para evitar que la masa se derrame.

Relleno

Mezcle en una bol pobreza, racismo, hostigamiento y brutalidad policiales y deje reposar la mezcla. En otro bol mezcle el sistema de enseñanza decadente junto con un alto nivel de desempleo y discriminación habitacional, hasta lograr una masa bien homogénea. Déjela reposar.

Use las tabletas de economía para reducir sistemáticamente los equipamientos sociales y culturales. En otro bol limpio, bata vigorosamente a la comunidad musulmana hasta que esté perfectamente a punto.

Preste atención y observe sistemáticamente a este grupo. Agregue la mezcla de enseñanza decadente y de gran desempleo, agréguele pobreza, racismo y acoso policial. Incorpórele algunos medios-espectáculo colaboradores.

Termínela finalmente con algunos toques de restricciones y de sueños rotos y bata nuevamente hasta lograr una mezcla homogénea. Condimente este relleno con una potente campaña de derecha encabezada por políticos. Espíe, sin hacerse notar, las brutalidades policiales, el hostigamiento y el racismo, para que la masa pueda fermentar.

La indignación, la cólera, la frustración no tardarán en hacer desbordar la mezcla. Este relleno bien recocido es ideal para acompañar la masa de hojaldre. La opinión pública lo digiere bien y favorece la instalación de la represión. A partir del 11 de Septiembre esta ha sido la mejor receta para promover el anti-islamismo.

No hay comentarios: