30 nov. 2014

El clan Karzai pone el tráfico de heroína en manos del Emirato Islámico

Según la ONU, la producción mundial de heroína se eleva a 430 o 450 toneladas. Unas 340 toneladas llegan al mercado ya que el resto acaba siendo destruido o confiscado.

Los países productores son Afganistán (con al menos 380 toneladas), Myanmar y Laos (al menos 50 toneladas).

Según John F. Sopko, inspector general de Estados Unidos para Afganistán, los esfuerzos de reconstrucción en Afganistán se derrumbaron ante el desarrollo del cultivo asociado a la droga y el crecimiento de las organizaciones criminales. Los productores afganos al parecer ganaron 3 000 millones de dólares en 2013.

Desde el año 2010, las autoridades rusas han acusado a la OTAN de estar exportando la heroína afgana hacia Europa.

Pero ahora el traspaso del tráfico de los aviones de la OTAN hacia los yihadistas del Emirato Islámico demuestra los vínculos existentes entre ambas organizaciones. Y ese traspaso se produce justo en el momento en que el presidente Karzai acaba de salir del poder –el 29 de septiembre de 2014.

El Emirato Islámico utiliza cocteles de drogas para condicionar a sus combatientes siguiendo protocolos que parecen definidos por la CIA.

Según el Servicio Federal Ruso de Control de Estupefacientes (FSKN), más de la mitad de la heroína que se consume en Europa proviene ahora de Afganistán, a través del Emirato Islámico.

No hay comentarios: