ZKA

ZKA

5 nov. 2014

El nuevo desafío de Obama

El presidente norteamericano deberá afrontar sus últimos dos años de gobierno sin posibilidad de reelección y con un Congreso dominado por los conservadores. Qué desafíos tiene por delante.

La derrota sufrida por los demócratas en las elecciones legislativas de ayer significan mucho más que un revés electoral: el Senado, por ejemplo, es responsable de los nombramientos del gobierno, por lo que ahora cuando Obama nombre un nuevo miembro de su gabinete o un embajador deberá acordarlo con los republicanos.

El escenario no podría ser peor para el presidente Barack Obama: a pesar de haber asumido con todas las expectativas de ser el primer mandatario afroamericano, afrontará sus últimos dos años como Jefe de Estado con un Congreso hostil.

Otro aspecto traumático para Obama será la aprobación del presupuesto que el presidente necesita para gobernar y que ya fue bloqueado en el pasado por los republicanos que reclaman un recorte del gasto público.

La situación, igualmente, tampoco será sencilla para los republicanos ya que el Partido demócrata conserva aún 40 escaños en la Cámara Alta que le permitirá bloquear iniciativas a los conservadores.

El impasse creado por el resultado electoral seguramente intentará ser superado mediante una política de decretos que el propio presidente viene ejecutando desde comienzos de año para superar la parálisis en el Capitolio, pero en caso de que naufrague la ley de presupuesto, el país puede volver a sufrir un “shut down” (“Apagón”) por la falta de fondos.

Sólo se espera que existan mayores consensos en política exterior y, en particular, hacia el Estado Islámico que Washington viene enfrentando mediante bombardeos en Siria e Irak.

Los Estados Unidos afrontarán una delicada situación hasta la próxima elección presidencial. En ese aspecto, los demócratas deberán empezar a preparar a sus candidatos rápidamente si quieren soñar con mantenerse en el sillón de la Casa Blanca.

No hay comentarios: