ZKA

ZKA

16 nov. 2014

La versión iraní del drone estadounidense capturado en 2011 ya vuela

La televisión iraní ha difundido un video del despegue y vuelo de una versión nacional del avión no tripulado estadounidense RQ-170 Sentinel. La aeronave furtiva fue construida a partir del diseño del original, capturado en 2011 en territorio iraní cuando el avión espía realizaba una incursión secreta.

Las imágenes muestran un aparato de color oscuro volando sobre terrenos montañosos no identificados. Después de realizar varias maniobras en el aire, la máquina toma tierra en un aeródromo. La grabación representa la primera prueba fehaciente de que la versión iraní del drone es operativa.

El jefe de la división aeroespacial de los Guardianes de la Revolución, general Amir Alí Hayizadé, se burló de Estados Unidos en un comentario concedido al canal Alalam News sobre la captura del Sentinel original, diciendo que «el pequeño golpe que sufrieron los estadounidenses se multiplicará cuando vean este material»".

«La fabricación del drone iraní basado en el avión teledirigido estadounidense RQ-170, que fue capturado por las fuerzas iraníes, constituyó un duro golpe al (prestigio) de Estados Unidos», ha dicho el alto responsable iraní.

Explicó luego que el aparato estadounidense tenía algunos fallos en su sistema furtivo, fallos que los expertos iraníes han podido corregir en la versión nacional de este drone, y que se ha previsto fabricar numerosos ejemplares del mismo desde el inicio del año nuevo (del calendario persa que comienza el 21 de marzo).

En 2011, la unidad de guerra electrónica de las fuerzas armadas de Irán interceptó un drone furtivo RQ-170 de Estados Unidos cuando el aparato sobrevolaba la ciudad iraní de Kashmar, a unos 225 km. de la frontera con Afganistán.

Irán difundió el miércoles el vídeo del vuelo exitoso de la versión iraní del avión teledirigido estadounidense.

En el momento de la captura del avión no tripulado estadounidense, fuentes militares de Estados Unidos trataron de restar importancia al incidente, afirmando que Irán no disponía de la tecnología necesaria para descifrar los datos almacenados en el aparato. Sin embargo, el avión fue sometido durante 2 años a un exitoso proceso de ingeniería inversa por los expertos del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI).

En otra parte de su discurso, el orador del rezo de viernes de Teherán ha destacado la capacidad militar de Irán y advertido que en caso de existir una amenaza por parte del régimen de Israel, el poderío militar de la República Islámica basta para destruir ese régimen usurpador.

En alusión a los misiles balísticos de largo alcance Seyil, fabricados en Irán, el clérigo precisó que dichos misiles tienen bajo su alcance todos los puntos estratégicos del régimen de Tel Aviv, así como las bases militares de Estados Unidos en la región del Medio Oriente.

Utilizar «un lenguaje de fuerza y amenaza con un país poderoso como Irán es una locura», aseguró el ayatola Movahedi Kermani.

Aunque Irán, dijo, cuenta con tecnología militar avanzada, su poderío sólo tiene carácter defensivo. «La defensa es un derecho inalienable no sólo de cada país sino de cada persona», agregó.

Estas declaraciones aparecen en momentos en que el régimen de Israel ha reforzado su presión sobre Washington para que Estados Unidos no firme un acuerdo nuclear con Teherán en el marco de los diálogos entre Irán y el Grupo 5+1, conversaciones que ya se acercan a la fecha límite del 24 de noviembre, cuando vence el pacto inicial concluido en noviembre de 2013.

Estados Unidos y el régimen israelí acusan a Irán de estar desarrollando un programa nuclear militar para fabricar armas atómicas aunque, de acuerdo con los informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), dicho programa está únicamente destinado a fines pacíficos.

No obstante, los funcionarios israelíes, a lo largo del proceso de las conversaciones nucleares, no han escatimado esfuerzos ni medios para que estas no lleguen a buen puerto.

A mediados del pasado mes de octubre, el ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, declaró que, de llegarse a un «mal acuerdo» en los diálogos 5+1 (EE.UU., Reino Unido, Francia, Rusia y China más Alemania) con Teherán, Israel no descartará ninguna opción, entre ellas, la de lanzar un ataque contra Irán.

Estas declaraciones son, de hecho, una estrategia del régimen israelí para desviar la atención mundial de su propio arsenal nuclear, con más de 200 ojivas nucleares, pues, al contrario de Irán, Israel se niega a firmar el Tratado de No Proliferación (TNP).

No hay comentarios: