ZKA

ZKA

8 ene. 2015

Detrás de 3000 millones con destino helvético

La Justicia ordenó el allanamiento de la sede bancaria tras la denuncia de la existencia de cuatro mil cuentas de argentinos en Suiza sin declarar. La AFIP acusó al banco de “montar una plataforma para posibilitar la evasión”.

La sede central del HSBC fue allanada ayer por un centenar de agentes de la AFIP junto a personal de la Policía Federal, a partir de una orden judicial en el marco de la investigación por la existencia de más de cuatro mil cuentas de argentinos en Suiza sin declarar. El operativo sobre el establecimiento ubicado en Florida y Diagonal respondió a la causa promovida a fines de noviembre último, cuando la AFIP denunció penalmente a directivos de la filial argentina del banco por presunta evasión y asociación ilícita al ocultar la existencia de esas cuentas. Según cálculos del órgano recaudador, mediante esas maniobras se fugaron del país tres mil millones de dólares. “HSBC Argentina presentó a las autoridades judiciales la documentación que estaba disponible y se encuentra procesando otros requerimientos adicionales”, señalaron desde el banco en un escueto comunicado.

La denuncia de la AFIP, que recayó en el Juzgado Penal Tributario Nº 3, a cargo de María Verónica Straccia, acusa al banco HSBC de “montar una plataforma ilegal con el único fin y propósito de ayudar a contribuyentes argentinos a evadir impuestos”. La demanda por asociación ilícita alcanza al HSBC Bank Argentina, autoridades del banco en el país (Gabriel Martino, presidente; Simon Martin, ejecutivo en una filial del exterior, y Miguel Angel Estevezel, responsable del área legal y director del banco), al HSBC Private Bank Suisse y HSBC Bank USA National Association junto con sus apoderados en Argentina. La denuncia advierte que la filial local del HSBC contaba con autorización para intervenir en cuentas de sus clientes abiertas en la sucursal suiza del banco.

La barrera que imponía el secreto bancario suizo fue sorteada por Hervé Falciani, un ingeniero que trabajó en la sucursal del holding asiático-inglés en la ciudad de Ginebra. El ex empleado del HSBC Private Geneva extrajo entre 2006 y 2008 información referida a 130 mil clientes de la sucursal en Suiza que terminaron en poder de las autoridades tributarias francesas. Desde entonces los galos comenzaron a reclamar los impuestos evadidos y compartieron datos con sus pares en Italia, España y Argentina. La AFIP obtuvo así datos referidos a 4040 cuentas de empresarios, banqueros, políticos, jueces y futbolistas.

El HSBC había rechazado en noviembre tener participación en asociación ilícita alguna, incluyendo cualquier organización que permita la exteriorización de capitales con la finalidad de evadir impuestos. A través de un comunicado, el banco aseguró ayer que “está trabajando y seguirá colaborando con la Justicia y los reguladores en Argentina”. “En HSBC estamos comprometidos con Argentina, uno de nuestros mercados prioritarios, y seguiremos contribuyendo al desarrollo económico del país”, agregaron.

La AFIP pidió a la Justicia que solicite vía exhorto informes a Suiza, Panamá y Estados Unidos, ya que con otros países utilizados para los presuntos ilícitos la Argentina tiene convenios de reciprocidad en materia de delitos fiscales. La hipótesis presentada en la demanda es que el HSBC no operaba como un simple intermediario financiero. El organismo afirmó que su presunción implica una plataforma de evasión compuesta por un andamiaje fiscal para localizar inversiones sin informar a la AFIP, facilitadores (contadores, economistas y abogados), sociedades offshore en paraísos fiscales que en 2006 no tenían acuerdo de intercambio de información con la Argentina y acciones tendientes a ocultar activos financieros.

La acusación también afecta a los 4040 nombres de titulares o apoderados de las cuentas en el exterior bajo la figura de asociación ilícita. Entre los personajes involucrados en la denuncia está Amalia Lacroze de Fortabat, ex dueña de Loma Negra, quien falleció en 2012; su nieta, Amalia Amoedo; Raúl Moneta, ex dueño del Banco República y actual empresario de medios; Sebastián Eskenazi, ex presidente de YPF en la gestión de Repsol; Gustavo Grobocopatel, conocido como “el rey de la soja”; Natalio Garber, ex dueño de Musimundo; Alfredo Roemmers, vinculado con Laboratorios Roemmers, y Roberto Busnelli, de la agencia de viajes Asatej, entre otros. Hasta 2013 sólo 125 contribuyentes declararon ante la AFIP cuentas abiertas en la sucursal helvética.

No hay comentarios: