ZKA

ZKA

21 may. 2015

Washington fabrica expediente contra Caracas

Al proclamar que Venezuela constituye una «amenaza» para la seguridad nacional de Estados Unidos y adoptar sanciones unilaterales contra varios dirigentes venezolanos, Washington inició la fabricación de argumentos para justificar su propia hostilidad contra Caracas.

Después de financiar una guerrilla urbana, Washington atribuyó al gobierno de Venezuela la responsabilidad de las muertes provocadas por los mercenarios pagados por Estados Unidos.

Washington organizó después un intento de Estado, en febrero de 2015. Y ahora, la DEA (la Drug Enforcement Administration es la agencia antidrogas estadounidense) y los fiscales de Miami y Nueva York están fabricando un expediente donde acusan al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, segundo personaje más importante de la República Bolivariana, de ser un traficante de droga.

El año pasado, Estados Unidos ordenó arrestar en Aruba –isla del Caribe dependiente de Holanda– al ex jefe de la inteligencia militar venezolana, Hugo Carvajal Barrios, acusándolo también de ser un traficante de drogas. Pero Ámsterdam finalmente se negó autorizar la extradición de Carvajal hacia Estados Unidos y ordenó su liberación.

Washington apunta ahora contra Tarek El Aissami, ex ministro del Interior y actual gobernador del Estado venezolano de Aragua; contra José David Cabello, hermano del presidente de la Asamblea Nacional y director de servicio fiscal; y el general Luis Motta Domínguez, a cargo de la región central del país.

Según el Wall Street Journal, el expediente de la DEA se basa en declaraciones de un capitán llamado Leamsy Salazar, quien supuestamente habría sido guardaespaldas de Diosdado Cabello. Por supuesto, este “testigo clave” nunca ejerció las funciones que pretende haber realizado.

No hay comentarios: