ZKA

ZKA

12 oct. 2015

Fracaso y desconcierto

La Administración Obama anunció este viernes cambios en su estrategia en Siria. El Pentágono paralizará el programa para entrenar y equipar a rebeldes moderados. La intervención militar de Rusia desconcierta a Obama, paralizado entre la lucha contra el Estado Islámico y la oposición al régimen de Bachar El Asad, a quien atribuye la responsabilidad del conflicto.

Por supuesto que lo de “moderados” se inscribe en la categoría de los eufemismos lingüístico, cuando es un hecho harto verificado que armas estadounidenses suministradas terminaron en manos del Frente Al Nussa, vinculado al grupo terrorista Al Qaeda, y más aún al denominado Estado Islámico (EI).

La contundente operación militar emprendida por Rusia contra el más amenazador foco de violencia en el Oriente medio, ha sido hasta el presente lo único que ha propinando golpes demoledores a la engrasada maquinaria del EI por mucho que medios occidentales intenten restarle importancia y distorsionen sus verificados resultados.

Pero el Pentágono se doblega a medias ante esta modificación de la realidad en el terreno de los enfrentamientos, y esboza ahora otra variante de entrenamiento y equipamiento a lo que denomina nueva fuerza, en fin de cuenta el mismo perro con diferente colla.

Todo bajo la persistente paranoia de derrocar al legítimo presidente Bachar Al Asad, la misma obsesión compartida por Estados de la Unión Europea, que nutrieron con su comprometedor apoyo militar una devastadora guerra en la que se calcula murieron 240 mil seres humanos.

Al soliviantar por esa vía, el conflicto político interno del país, se desencadenó de manera sustancial la dramática crisis migratoria en la frontera tuca y que sacude a Europa. Nunca puede soslayarse.

Ilegítimos intereses estratégicos junto a cotas de soberbia imperial por lo visto impiden torcer el brazo, reconocer la necesidad de una eficaz acción internacional coalicionada para derrotar al terrorismo yihadista, y propiciar un arreglo pacífico negociado del conflicto político interno sirio.

No hay comentarios: