ZKA

ZKA

2 ene. 2016

“Cercados” pero libres

El gobierno bonaerense asegura que Christian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci, los tres prófugos del triple crimen de General Rodríguez, estarían a punto de caer, tras haberse tiroteado ayer con policías en la localidad de Ranchos, al noroeste de la provincia. Uno de ellos fue dos veces a la casa de su exsuegra, en Berazategui, para exigirle dinero y un auto. El ministro de Justicia, Carlos Mahiques, dijo que espera que la situación "se resuelva de la manera más incruenta posible".

Christian Lanatta fue ayer a la tarde a la casa de su exsuegra, a quien amenazó con un arma y se llevó una camioneta Renault Kangoo de color gris oscuro. Así lo confirmó Nemesis Da Silva, abogada de Ana Laura, exesposa de Lanatta, e informó que el hecho ocurrió en una vivienda de la localidad bonaerense de Berazategui a las 17 horas, mientras era buscado por un megaoperativo de la policía de la provincia.

"Todo pasó en la puerta de la casa y en principio estaba solo. La mujer hizo la denuncia y a las 22 horas se presentó la Policía para tomar huellas y hacer las tareas de rigor", agregó la letrada y dijo que no fue la primera vez que Lanatta fue a la casa de su exsuegra desde el domingo pasado, cuando se fugó de la cárcel de general Alvear junto a su hermano Martín y Víctor Schilaci.

Ana Laura y Cristina Lanatta están separados y tienen dos hijos. "Me llama la atención que la Policía no haya puesto custodia en los lugares de los exfamiliares de los prófugos. Había controles policiales en todos lados y Lanatta apareció ayer libremente en Berazategui", criticó la abogada.

Si bien la Policía Bonaerense dejó trascender que los prófugos estaban "cercados" por un operativo de al menos 700 agentes, ninguno de los condenados a perpetua que se fugaron el domingo pasado del penal de General Alvear pudo ser recapturado hasta el momento.

Ayer, a las 3.40, al ser detenida su camioneta Ford Ranger en un puesto vial de Ranchos, se bajaron e hirieron a balazos a dos jóvenes agentes, Lucrecia Yudati, de 33 años, y Fernando Pengsawath, de 22, quienes esta mañana permanecían internados en el Centro Médico Fitz Roy, del barrio porteño de Palermo.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dijo que los autores del intento de homicidio de los agentes fueron los Lanatta y Schillaci, y advirtió que "a esta gente no le importa morir" y "tienen una conducta de asesinos", y que "están jugados y no tienen nada que perder".

En tanto, el ministro de Justicia bonaerense aseguró que "la pesquisa está dando sus primeros frutos" y aseguró estar "muy coordinados con el ministro Ritondo". En declaraciones televisivas, Mahiques amplió: "Esperemos que esto se resuelva lo más pronto, de la manera más incruenta posible y en el tiempo más breve".

Los policías heridos, con "pronóstico reservado"
 
Fernando Pengsawath, uno de los agentes baleados por los prófugos del triple crimen de General Rodríguez en las inmediaciones de la ciudad de Ranchos, presentaba "fallos multiorgánicos", según el parte oficial. Su compañera, Lucrecia Yudati, sigue "estable".

Ayer, a las 3.40 de la madrugada, Víctor Schillaci y los hermanos Víctor y Martín Lanatta atacaron a balazos a Pengsawath y a Yudati en un control vial en la ruta provincial 20, a tres kilómetros de la ciudad bonaerense de Ranchos, cuando se les hizo señas con una lintera para que detuvieran su camioneta Ford Ranger.

Pengsawath, de 22 años, presenta "heridas de arma de fuego en abdomen, con múltiples lesiones en vísceras y asistencia médica respiratoria mecánica. Además, tiene fallos multiorgánicos, con parámetros vitales más estables", indicó el parte médico.

La Provincia dice que no hay "plazos de tiempo sobre las capturas"

El Ministerio de Seguridad bonaerense informó que "todas las fuerzas de seguridad" provinciales y federales se sumaron a la búsqueda de los tres prófugos por el triple asesinato de General Rodríguez, y aseguró que los investigadores "coinciden acerca de la zona donde están desplazándose los delincuentes".
"En las últimas horas de la investigación se realizó un seguimiento intensivo de los movimientos que efectuaron los delincuentes evadidos. Y si bien cada día la investigación avanza más, sería imprudente determinar plazos de tiempo sobre las capturas", indica un comunicado de la cartera que encabeza Cristian Ritondo.




Apuntan contra el jefe del penal

El ministro de Justicia bonaerense, Carlos Mahiques, afirmó que el rehén tomado por Víctor Schillaci y Martín y Cristian Lanatta para fugarse del penal de General Alvear "hizo mención directa a la complicidad o intervención del jefe de seguridad" de esa cárcel, y pidió su detención.

Mahiques dijo que la información surgió "del sumario administrativo del guardiacárcel" tomado como prisionero la noche de la fuga y confirmó que a esa información "la hemos puesto en conocimiento del fiscal de la causa", Cristian Citterio.

Los tres de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez se fugaron la madrugada del 27 de diciembre del penal de la localidad de General Alvear tras llevarse cautivo en un auto a un guardiacárcel, a quien finalmente liberaron sano y salvo, y por el hecho removieron a toda la cúpula del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Los fugados cumplían la pena de prisión perpetua por los asesinatos de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), acribillados a balazos en agosto de 2008. Por el triple crimen también fue condenado durante un juicio desarrollado en el 2012 Marcelo Schillaci (34), hermano de Víctor, quien no se encontraba alojado en la misma cárcel por problemas de salud.

No hay comentarios: