9 sept. 2017

Representante de EEUU en la ONU sobre Norcorea: “Debemos movernos rápido”


Nikki Haley, representante permanente de EEUU ante la ONU, ha divulgado hoy un nuevo proyecto de resolución en pos de recrudecer las sanciones contra la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

En el cierre de una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad para analizar el nuevo ensayo norcoreano, la diplomática intervino por segunda vez para anunciar la iniciativa de Washington y solicitar a los otros 14 miembros del órgano una urgente consideración del proyecto.

“Debemos movernos rápido, Norcorea nos abofetea a todos en el rostro”, dijo en alusión al programa nuclear de Pyongyang, que insiste en su derecho a la defensa ante la hostilidad de Estados Unidos en la península coreana, donde el Pentágono realiza sistemáticos ensayos de agresión y mantiene casi 40 mil tropas.

Haley señaló que aunque el Consejo tiene previsto esta semana un viaje a Addis Abeba, Etiopía, el tema debe manejarse sin demoras, en aras de adoptar una decisión para el próximo lunes.

La embajadora norteamericana abogó en la reunión, convocada por Estados Unidos, Francia, Japón, Reino Unido y Sudcorea, por el fortalecimiento de las medidas punitivas llevadas hace un mes a un nivel sin precedentes contra la RPDC, mediante la resolución 2371.

El texto adoptado el 5 de agosto estableció que Pyongyang no podrá vender ni suministrar carbón, hierro, plomo y productos pesqueros, directa o indirectamente, desde su territorio o por conducto de sus nacionales, o utilizando naves o aeronaves de su pabellón.

Previas sanciones habían fijado el embargo de armas, las prohibiciones de viajes y la congelación de activos de funcionarios y entidades, y otras acciones de estrangulamiento económico, comercial y financiero.

Al parecer, Washington busca un aislamiento total de Norcorea, al punto de que Haley amenazó durante la reunión con considerar a los países que mantengan vínculos con la RPDC como contribuidores a su programa nuclear.

Después de la reunión de emergencia, el representante permanente de Rusia aquí, Vasily Nebenzya, declaró a la prensa que Moscú estudiará el proyecto de resolución estadounidense, que de aprobarse sería el octavo sistema de sanciones impuesto a Pyongyang desde 2006, cuando ejecutó el primero de sus seis ensayos nucleares.

Sin embargo, Nebenzya, alertó que solo la diplomacia y el diálogo pueden rendir frutos, a partir del hecho de que la solución militar no es viable.

No hay comentarios: