16 oct. 2017

Gobierno español: Respuesta ambigua sería considerada como declaración de independencia


Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior de España, ha declarado en una entrevista con la cadena radial COPE, que no se aceptará ambigüedad por parte de Carles Puigdemont y, en el caso de que exista, se considerará como una declaración de independencia por parte de Cataluña.

“La respuesta que se entenderá (si es ambigua) es que ha dicho que se ha declarado la independencia, porque aquí no caben ambigüedades. Tiene que decir sí o no. No se trata de decir algo ambiguo”, comentó la fuente.

“Si (el presidente catalán) contesta con ambigüedad significa que no quiere el diálogo y por tanto el Gobierno de España, el Gobierno de Mariano Rajoy, que le ha tendido la mano de forma sincera, tendrá que aplicar las medidas que correspondan”, dijo Zoido.

El Gobierno español instó el miércoles al Ejecutivo catalán a aclarar antes del lunes a las diez de la mañana si ha declarado o no una independencia unilateral que llevaría a la aplicación de medidas de intervención extraordinarias contempladas en el artículo 155 de la Constitución y que, en última instancia, podrían propiciar elecciones anticipadas en Cataluña.

Un día antes, durante una esperada comparecencia en el Parlament que paralizó el país, el presidente catalán, Carles Puigdemont, asumió “el mandato” para declarar la independencia, pero segundos después pidió una suspensión de la misma para abrir un cauce de negociación y “desescalar” las tensiones, lo que ha abierto fisuras entre las formaciones independentistas que sostienen su Ejecutivo.

El vicepresidente de la Generalitat y líder de Esquerra Republicana de Catalunya, Oriol Junqueras, que forma parte de la coalición de gobierno en Cataluña, instó el sábado a la unidad de los soberanistas y a seguir con el proceso independentista.

“Esta unidad ha sido nuestra fuerza y lo tiene que volver a ser”, dijo Junqueras en un discurso en un consejo nacional de su formación. “Tenemos un compromiso inequívoco y absoluto en cumplir el mandato democrático del 1 de octubre”, dijo en referencia al referéndum de autodeterminación catalán y la hoja de ruta independentista.

El Gobierno español ya ha reconocido que la situación en Cataluña, que ha generado la mayor crisis institucional en décadas en España, lastrará la economía española, mientras que el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ha dicho que no quiere que Cataluña se convirtiera en un estado independiente porque alentaría a otras regiones a hacer lo mismo y complicaría mucho la gobernanza de la UE.

No hay comentarios: