ZKA

ZKA

27 ene. 2013

Abdelkader al-Husayni


Abdelkader al-Husayni- (1907-1948) fue un dirigente nacionalista de los árabes palestinos en la primera mitad del Siglo XX. Fue un militante activo en los disturbos de los años 1930 en el Mandato Británico de Palestina, en particular durante la Gran Revuelta Árabe. Luego, al-Husayni dirigió a las fuerzas irregulares palestinas en la Guerra árabe-israelí de 1948, hasta que murió en la Batalla de Qastal el 8 de abril de 1948.



Familia y vida temprana

Los Husayni eran una poderosa familia de Jerusalén. Su padre, Musa, fue alcalde de Jerusalén en los años 1918-1920, y su tío Hajj MuhammadAmin al-Husayni fue Gran Mufti (clérigo musulmán cargado con la responsabilidad sobre los lugares santos) de la ciudad (1921-48). Abdelkader estudiaba por la Universidad Americana en El Cairo, y logró una licenciatura en química. En los años 1930 al-Husayni fue uno de los miembros fundadores del Congreso de Musulmánes Educados. El CME se manifestaba contra políticas en el mandato que llamaron: "discriminatorias hacia los árabes". Para apacigarlo, el gobierno le designó un puesto en el departamiento de asentamiento, pero solo mantuvo el empleo durante un corto período, pues en 1936 ayudó a montar la Gran Revuelta Árabe. Como otras personas de su familia, Abdelkader fue miembro del Partido Árabe de Palestina (al-Jizb al-'Arabi al-Filastini) y secretario general de el, sirviendo además como redactor del periódico partisano Al-Liwa(لواء; "La Brigada"). y también escribiendo en otros periódicos como Al-Yamiyya al-Islamiyya (إلجامعةالإسلامية; "La Asamblea Islámica").

La Revuelta

En los años 1936-39 los árabes palestinos, bajo la digerencia del Alto Comité Árabe, un cuerpo dominado por el Gran Mufti Amin al-Husayni, Abdelkader al-Husayni mandó bandas iregulares de rebeldes al área de Jerusalén atacar personas y propiedades judías o británicas. Su ayudante fue Hasan Salameh, un criminal que tomó el poder en las ciudades árabes de Lod y Ramla, las cuales tienen posiciones etratégicas en el camino Jerusalén-Jaffa. Al cabo de la Revuelta, que fue un fracaso completo, todos los líderes huyeron fuera del mandato. Abdelkader al-Husayni pidió asilo en el reino de Irak, animando al militar nacionalista Rashid Ali al-Kailani en su toma del poder en abril de 1941. El régimen de Rashid Ali tuvo las mismas esperanzas de al-Husayni: Acabar con la influencia de las potencias europeas en el mundo árabe. Los militares iraquíes aprovecharon los aconticimientos de la Segunda Guerra Mundial para atraer respaldo alemán. El golpe de estado de Rashid Ali provocó una invasión británica para impedir la influencia del III Reich en Irak. Después de otra fuga apresurada de Irak, Husayni viajó por los estados árabes, llegando a Egipto en 1946.

Vuelta a Palestina


El 29 de noviembre de 1947 la ONU ratificó un programa de partición para terminar con el mandato británico y crear dos estados independientes (uno árabe y otro judío). La Agencia Judía, cuerpo gubernamental del Yishuv (el asentamiento judío en el mandato), aprobó el plan. Sin embargo el Alto Comité Árabe, dirigido por el Gran Mufti, lo rechazó y con el apoyo de los estados árabes le declaró la guerra al Yishuv. La partición del mandato estaba planeado para el 14 de mayo de 1948, por ello los estados árabes no ingresaron fuerzas armadas al mandato hasta entonces para no causar un conflicto con Gran Bretaña. En diciembre de 1947 Abdelkader al-Husayni regresó a la zona de Jerusalén y formó el Yaish al-Yihad, una fuerza irregular que sumaba alrededor de 100 tropas. Este participó en el asedio de la comúnidad judía de la capital (9 de noviembre de 1947-18 de julio de 1948). Una fuerza afiliada con al-Husayni fue la de Hasan Salameh en la zona de Lod/Ramla. Esta tenía alrededor de 1.000 soldados irregulares.

Muerte


El 2 de abril de 1948 las fuerzas de al-Husayni vencieron a un escuadrón de la Haganah y tomaron control de la aldea árabe de Qastal (hoy la ciudad de israelí Mevaseret Zion ). Pero en el mismo día las tropas de la milicia judía Palmaj (un parte de la Haganah) empezaron la Operación Najshon, una ofensiva para ganar control del camino Jerusalén-Tel Aviv. En el 8 de abril tropas del Palmaj asaltaron a Qastal de nuevo forzando a los residentes árabes a huir y a los irregulares de al-Husayni a retroceder. El mismo Al-Husayni murió en la batalla, lo que significó una derrota importante contra los irregulares.

La pérdida de al-Husayni mostró la débil situación de la jefatura palestina antes de la guerra de 1948. Las milicias irregulares no representaron mayor amenaza para los judíos, y cuándo en el 15 de mayo Israel declaró su independencia los estados árabes tuvieron que cargar con el esfuerzo de derrotar al nuevo estado. El 2 de junio Hasan Salameh murió en la Batalla de Ras al-Ein.


Legado y progenie

El recuerdo de Abdelkader al-Husayni es eclipsado por los de su tío el Gran Mufti y el militante previoso Izzedin al-Qassam. Otros miembros de su familia que tuvieron gran parte en el movimiento nacionalista de los palestinos incluyen a su hijo Faisal Husseini. Faisal Husseini fue conocido por sus actividades entre los árabes de Jerusalén Este antes y durante la Primera Intifada. El militante más famoso de la causa palestina, Yasser Arafat, nació Muhammad Abdelrahman Abdelraouf al-Qudwa al-Husseini, y en algunas fuentes es erroneámente atribuido como un miembro del clan al-Husayni de Jerusalén (la familia paternal de Arafat provenía en Gaza, y la familia maternal de Jerusalén), no obstante que Arafat había sido un conocido cercano del Gran Mufti en su juventud.

No hay comentarios: