ZKA

ZKA

25 ene. 2013

La inquisición anti-comunista en EEUU

El término Macartismo hace referencia a varias instituciones dedicadas a la supresión del comunismo mayoritariamente en el seno de Estados Unidos. El comunismo en la era de Maccarthy muchas veces se castigaba con la pena de muerte, y de ésta se derivan todas las demás, a los acusados se les hacían juicios injustos y las acusaciones eran infundadas. 

El macartismo es un término que se utiliza en referencia a acusaciones (generalmente oportunistas) de deslealtad, subversión o traición a la patria sin el debido respeto por las pruebas o evidencias.

Se origina en un episodio de la historia de Estados Unidos que se desarrolló entre 1950 y 1956 durante el cual el senador Joseph McCarthy desencadenó un extendido proceso de delaciones, acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y listas negras contra personas sospechosas de ser comunistas.

Así se inició lo que sus oponentes denominaron "caza de brujas". Gente de los medios de comunicación, del gobierno y algunos militares fueron acusados por McCarthy de sospechosos de espionaje soviético o de simpatizantes del comunismo. Apoyándose en unas fuerzas de entusiastas anticomunistas, alimentándose de la delación, adquirió un poder considerable

Los métodos eran inconcebibles para una supuesta democracia que estaba asentada. Olvidando el principio jurídico de la presunción de inocencia, ante cualquier denuncia el Comité del Senado, presidido por McCarthy, aplicaba la presunción de culpabilidad y era el acusado quien tenía que desmentir y probar su no pertenencia o simpatía por el Partido Comunista. Quienes reconocían su culpa, podían lavarla delatando a sus camaradas.

Su actividad destinada a desmantelar eventuales infiltraciones de agentes comunistas en la administración pública se extendió pronto a los laboratorios de investigación y a Hollywood. Los empleados públicos debían hacer frente a un control de lealtad que costó la carrera a varios de ellos. 

Las técnicas de McCarthy se basaban en gran medida en lanzar incriminaciones falsas sobre los acusados (que nunca eran comprobadas), o incluir a determinadas asociaciones en su lista de organizaciones pro-comunistas (sin tener nada que ver). 

En ese sentido, y de ahí el nombre, se parecía bastante a la caza de brujas medieval, donde también las acusadas carecían de la posibilidad de demostrar su inocencia. 

                              El fin de McCarthy

Murió en 1957 poco después de ser destituido y desmantelada su inquisición anti-comunista, su declive se dio gracias a que Eisenhower lo destituyo al perder poder su movimiento y tras iniciar sus investigaciones en miembros del ejercito y hasta en el propio presidente, pero su legado seguiría vivo en manos de otras organizaciones y personas como Ronal Regan que fue su mano derecha desde el inicio y quién desde adentro de Hollywood denuncio a muchos de sus compañeros que posteriormente irían a juicio.

Víctimas


                                     Bertolt Brecht

escapó a Europa tras declararse inocente

Charles Chaplin



Uno de los actores más perseguidos y frustrados fue Charles Chaplin, el cual, en su autobiografía describe un interrogatorio en el que, sorprendido por la pregunta de qué quería dar a entender en un discurso de la película "el dictador" cuando dijo: «camaradas», él respondió 

dijo: "Exactamente eso. Busqué la palabra en el diccionario. Los comunistas no tienen la exclusiva de esa palabra".

Los 10 de Hollywood 


Fue el nombre que la prensa utilizó para designar a un grupo de personas relacionadas con la industria cinematográfica estadounidense, y que fueron incluidos en la lista negra de Hollywood durante el McCarthismo, acusados de obstrucción a las labores del Congreso de Estados Unidos por negarse a declarar ante la comisión de J. Parnell Thomas (la Comisión de Actividades Antiamericanas), destinada a "investigar" una supuesta infiltración comunista en las filas de Hollywood.

Otros de los artistas puestos en la lista son:





En la actualidad

Al igual que en la Inquisición Católica hoy en día se encierra tortura y asesina a personas por parte de EEUU en muchos lugares, estos reos no tienen derecho a juicios o a un juicio justo.

La lista negra se mantiene, hasta el año 2008 el ilustre Nelson Mandela fue sacado de ella, pero ingresan constantemente nuevos nombres con el pretexto del nuevo enemigo "terrorista"

Pero muchas fueron las víctimas de esta indiscriminada "caza de brujas" política que cambió de modalidad comunista a terrorista.

Y al igual que en la "Santa Inquisición" hay inquisidores que ejecutan las ordenes del santo oficio político actual que ahora quema pero no en la hoguera, sino a punta de bombas o fuego de ametralladoras. 

No hay comentarios: