ZKA

ZKA

14 may. 2014

Rusia culpa a Kiev por violencia crisis en el este del país


Mujer festeja el resultado de los referendos separatistas en el este de Ucrania

Rusia acusó hoy al gobierno ucraniano de no querer negociar con los separatistas del este del país e insistió para que la cuestión de los derechos de las regiones sea negociada antes de las elecciones presidenciales previstas para el próximo 25 de mayo.

El rechazo de las autoridades de Kiev a un diálogo real con los representantes de las regiones” constituye “un obstáculo serio en el camino de la desescalada”, señaló un comunicado del ministerio ruso de Relaciones Exteriores.

Los europeos y los estadounidenses deben presionar al gobierno ucraniano para que las cuestiones constitucionales se solucionen “antes de la elección prevista para el 25 de mayo”, agregó el comunicado.

El anuncio ruso coincidió con la visita a Kiev del ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, quien respaldó un “diálogo nacional” entre el gobierno de Ucrania y las regiones separatistas del este auspiciado por la OSCE.

Alemania “apoya el plan del gobierno ucraniano por un diálogo nacional” con las regiones separatistas, declaró Steinmeier después de entrevistarse en Kiev con el primer ministro Arseni Yatseniuk.

“Las elecciones presidenciales del 25 de mayo desempeñarán un papel decisivo” para restablecer la paz, agregó Steinmeier, que debe reunirse también con el presidente interino Olexandre Turchinov.

El lunes, la organización europea anunció en Viena que el presidente ruso, Vladimir Putin, “apoya” la hoja de ruta de la OSCE tras una conversación telefónica con su presidente, el suizo Didier Burkhalter.

El Kremlin confirmó en un comunicado su apoyo a la OSCE para establecer un “diálogo directo entre las autoridades de Kiev y los representantes de las regiones del sudeste de Ucrania”.

Sin embargo, el presidente ucraniano anunció el martes que la operación militar en el este del país continuaba.

Durante la noche del lunes se registraron nuevos combates en Slaviansk, bastión de los rebeldes de la región de Donetsk.

El papa Francisco le envió un mensaje a Turchinov diciendo que “rezaba por la paz en Ucrania”.

Los esfuerzos diplomáticos de la OSCE y los europeos se producen al día siguiente de que las autoridades de la ciudad de Donetsk pidieran al Kremlin que “examinara” su integración a la Federación de Rusia.

Los separatistas de Donetsk y Lugansk salieron fortalecidos del referéndum organizado el domingo pasado, en el que registraron una importante afluencia de electores y un apoyo masivo a la secesión.

No hay comentarios: