ZKA

ZKA

29 jun. 2014

Grupo terrorista vinculado al EIIL reivindica atentado a hotel de Beirut

Un grupo terrorista autodenominado Estado de Damasco-Qalamoun se atribuyó el atentado suicida del pasado miércoles en un hotel de Beirut, causante de 11 heridos, y anunció este viernes ataques contra el movimiento chiita libanés Hezbola.

La agrupación, hasta ahora desconocida, aseguró en un mensaje colocado en una red social de Internet que tiene vínculos con el Estado Islámico de Iraq y el Levante (EIIL), y que dos miembros de esa red extremista ejecutaron el ataque en una habitación del hotel Duroy, en el distrito beirutí de Raouché.

El nombre de la organización refiere a la capital de Siria y a la ciudad de aquel país liberada en marzo por el Ejército leal al presidente Bashar Al-Assad con apoyo de milicianos de Hezbola (Partido de Dios), lo cual explica la amenaza de golpes armados al movimiento de resistencia chiita.

Las autoridades capturaron a otro hombre, presuntamente cómplice y con la misma nacionalidad saudita del suicida, que resultó herido y es interrogado en un hospital de Beirut, según fuentes de seguridad.

Medios periodísticos reportaron hoy que una delegación de funcionarios de los servicios de seguridad de Arabia Saudita viajará a Beirut y podría traer muestras de ADN para identificar al terrorista fallecido, identificado como Abdul Rahman Nasser Al-Shenifi.

La dirección de la Seguridad General circuló ayer la foto de un libanés nombrado Al-Monzer Khaldoun Al-Hasan, al que acusan de haber suministrado los explosivos a los atacantes del hotel Duroy.

De acuerdo con esa entidad, los terroristas planeaban un ataque con bomba en el restaurante Al-Saha, en los suburbios del sur de Beirut cerca de Tayyyouneh, el distrito donde el lunes otro suicida hizo volar su vehículo y provocó la muerte de un inspector de la Seguridad General y 20 heridos.

El atentado del miércoles fue el tercero ocurrido en El Líbano en menos de una semana, pues el 20 de junio un hombre detonó su carro al aproximarse a un puesto de control de carretera en Dahr Al-Baydar, en la frontera con Siria, con saldo de un oficial muerto y 34 lesionados.

Aunque hasta ahora ninguna organización había reclamado la autoría de esos ataques, las Brigadas de Abdullah Azzam, integradas por salafistas sunnitas, reconocieron haber provocado los bombazos que sacudieron a esta capital entre diciembre y febrero pasados.

Dichas acciones, al igual que las recientes, fueron justificadas como represalias por la participación de Hezbola en la guerra de Siria para combatir a las bandas opositoras armadas, en particular las milicias extremistas que intentan derrocar a Al-Assad.

No hay comentarios: