1 jun. 2014

La NSA filtra millones de rostros a través de las imágenes colgadas en la web

La Agencia de Seguridad Nacional está cosechando un gran número de imágenes de personas a través de las comunicaciones que intercepta en sus operaciones mundiales de vigilancia, con el uso de programas de reconocimiento facial sofisticados, de acuerdo con documentos secretos publicados hoy por The New York Times.

La dependencia de la agencia de espionaje hacia la tecnología de reconocimiento facial ha crecido significativamente en los últimos cuatro años, aseguran los periodistas James Risen y Laura Poitras en una investigación, en la que se asegura que la NSA posee un nuevo software que aprovecha la avalancha de imágenes que circulan en la web, incluidas aquellas que se intercambian en los correos electrónicos, mensajes de texto, redes sociales, videoconferencias y otras comunicaciones.

Funcionarios de la Agencia creen que los avances tecnológicos podrían revolucionar la forma en que la NSA encuentra objetivos en todo el mundo, muestran los documentos.

La agencia intercepta “millones de imágenes por día” -incluyendo cerca de 55.000 “imágenes con calidad de reconocimiento facial” -que se traduce en “un enorme potencial sin explotar”, según documentos obtenidos en el 2011 por el ex contratista de la agencia de Edward J. Snowden.

Sin desdeñar las comunicaciones escritas y orales, la NSA ahora considera que las imágenes faciales, las huellas dactilares y otros datos de identificación son tan importantes como las otras para su misión de seguimiento de sospechosos de terrorismo y otros objetivos de inteligencia, muestran los documentos.

Una presentación de PowerPoint de 2011, por ejemplo, muestra varias fotografías de un hombre no identificado -a veces con barba, otras veces afeitado en diferentes escenarios-, junto con más de dos docenas de puntos de datos acerca de él. Estos incluyen si estaba en la lista de exclusión aérea de la Administración de Seguridad del Transporte, su pasaporte y visa, socios conocidos o presuntos vínculos terroristas y comentarios acerca de él generados por los informantes de las agencias de inteligencia estadounidenses.

No está claro cuántas personas en todo el mundo, y cuántos estadounidenses, podrían haber sido atrapados en el esfuerzo. Ni las leyes federales de privacidad, ni leyes de vigilancia de la nación proporcionan protecciones específicas para este tipo de rastreo de imágenes faciales. Dada las misiones de inteligencia en el  exterior de la NSA, muchas de las imágenes podrían involucrar a gente en el extranjero cuyos datos se recogió a través de los grifos de cables, hubs de Internet y transmisiones por satélite .

Defensores de las libertades civiles y otros críticos están preocupados porque al mejorar cada día el poder de la tecnología en manos del gobierno y la industria, la privacidad está totalmente erosionada. “El reconocimiento facial puede ser muy invasivo”, dijo Alessandro Acquisti, un investigador vinculado a la tecnología de reconocimiento facial de la Universidad Carnegie Mellon. “Todavía hay limitaciones técnicas para ello, pero la potencia de cálculo sigue creciendo, y las bases de datos siguen creciendo, y los algoritmos deben seguir mejorando”.

No hay comentarios: