ZKA

ZKA

16 jul. 2014

Suecia mantiene orden de arresto contra Julian Assange

Un tribunal de primera instancia de Estocolmo acordó mantener la orden de prisión preventiva dictada en ausencia contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en noviembre de 2010 por cuatro presuntos y controvertidos delitos sexuales, informó la agencia sueca de noticias TT.

El Tribunal desestimó los argumentos de los abogados defensores del periodista australiano, que se refugió hace dos años en la embajada de Ecuador en Londres después de que el Supremo británico ordenase su extradición a Suecia.

Anteriormente, el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, advirtió de que Assange puede estar por decenios en la embajada del país latinoamericano si no le permiten abandonar libremente el Reino Unido.

El tribunal sueco había abierto este miércoles una audiencia para determinar si debería anularse la orden de detención contra el fundador de Wikileaks, pero finalmente escuchó la voz de la fiscalía que había pedido que se mantenga la orden de detención, según informó la agencia de noticias TT.

El abogado de Assange, Thomas Olsson dijo que debería retirarse con “efectos inmediatos”, según TT. La orden se emitió a finales de 2010 por acusaciones de violación y agresión sexual que Assange niega.

El fundador de Wikileaks se refugió en la embajada de Ecuador en Reino Unido en Junio de 2012 tras haber agotado todas las opciones legales en los tribunales británicos para evitar la extradición a Suecia.

Dijo que temía que si se le enviaba a Suecia iba a ser extraditado a Estados Unidos, donde Wikileaks hizo correr ríos de tinta cuando publicó miles de documentos clasificados del gobierno estadounidense.

A finales de 2010, Wikileaks destapó la actividad secreta de las autoridades estadunidenses.

Los documentos de Wikileaks revelaron informaciones sin precedentes desde opiniones de los diplomáticos estadunidenses sobre líderes chinos hasta nuevos balances de muertos en Iraq.

El equipo legal de Assange asegura que la fiscalía sueca ha alargado el caso durante demasiado tiempo al no tomarle declaración en la embajada.

Camilla Murray, responsable del tribunal, aseguró que una decisión favorable para Assange significaría que se anularía inmediatamente la orden de detención internacional.

“No se retirarán los cargos solo porque el tribunal retire la orden de detención. Pero no puedo responder por la fiscalía. Ellos son los que están llevando la investigación”, dijo.

Assange es consciente de que la orden de detención sueca es solo una parte de la batalla legal que le tiene confinado a la embajada.

“Sigo teniendo un problema todavía mayor que es el del juicio pendiente y la posible orden de extradición a Estados Unidos”, dijo a los periodistas en una rueda de prensa en junio.

No hay comentarios: