1 ago. 2014

Rusia entrega datos sobre siniestro de Boeing malasio

Vitali Churkin, representante permanente de Rusia ante Naciones Unidas, confirmó que su país transfirió a las organizaciones internacionales, entre ellas la ONU y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), los datos de observación objetiva del área de la tragedia del Boeing 777, en la región ucraniana de Donetsk, según aseguró hoy una fuente diplomática.

Confiamos en que también otros actúen de manera concreta y constructiva, en lugar de difundir acusaciones infundadas e insinuaciones, manifestó Churkin en su intervención reproducida por el canal federal Rossia 24.

Estados Unidos acusó a las milicias populares del este ucraniano del derribo de la nave comercial e implicó a Rusia en esa tragedia, sin presentar pruebas.

Con anterioridad, el Ministerio de Defensa de Rusia publicó una serie de datos sobre las circunstancias del accidente aéreo, entre ellos, la presencia de un caza Su-25 de la Fuerza Aérea de Ucrania en la misma trayectoria del avión malasio.

Churkin dijo que los especialistas rusos se incorporaron a la investigación por invitación de la parte holandesa, que encabeza el grupo de expertos internacionales en las pesquisas.

Hasta este miércoles, expertos de Holanda y Australia, y los observadores de la OSCE no pudieron tras un tercer intento trasladarse al sitio de la catástrofe del Boeing 777, situado muy cerca del escenario de cruentos combates entre las tropas regulares ucranianas y las milicias.

El representante ruso en la ONU advirtió de las preocupaciones de Rusia sobre las maniobras de Kiev enfiladas a destruir las evidencias en torno al accidente aéreo.

Moscú recuerda que el grupo de expertos no ha podido llegar al lugar por la ofensiva del ejército ucraniano en localidades próximas, en un intento de tomar el control del territorio, lo cual constituye una violación de las exigencias del Consejo de Seguridad, contenidas en la resolución, enfatizó Churkin.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, expresó ayer decepción por el hecho de que el organismo mundial no ratificó la disposición clave de la resolución 2166 acerca del cese de las operaciones militares en la zona de la tragedia.

Recordamos que el presidente Piotr Poroshenko dio la orden de suspender las acciones combativas en un radio de 40 kilómetros del sitio donde cayó Boeing, pero el Consejo Nacional de Seguridad de ese país declaró que cesarán las hostilidades solo cuando los militares ucranianos expulsen a los milicianos, comentó Lavrov.

Lamentó el jefe de la diplomacia rusa que la propuesta de adoptar una declaración para el respeto de la resolución 2166 fuera bloqueada por Estados Unidos, Lituania y Reino Unido.

No hay comentarios: