ZKA

ZKA

21 sept. 2014

Cuarentena masiva en Sierra Leona a causa del ébola

Sierra Leona inició tres días de cuarentena a nivel nacional para intentar controlar la epidemia de ébola que ya ha causado 2.600 muertes en África occidental. Los ciudadanos tendrán que estar confinados en sus casas desde mañana y personal sanitario irá de casa en casa para identificar posibles casos de ébola e informar a las personas sobre el virus letal.

“Necesitamos restringir los movimientos de todos nosotros para evitar el contagio”, advirtió el portavoz del gobierno, Abdulai Baratay. El presidente Ernest Bai Koroma instó a los habitantes a acatar las medidas de emergencia, mientras trabajadores sanitarios, algunos vestidos con trajes para emergencias biológicas, iban casa por casa, analizando a los residentes y marcando la puerta de cada vivienda que visitaban con una tiza.

Las estaciones de radio transmiten repetidamente mensajes para crear conciencia sobre el ébola y alentaban a los residentes a quedarse en sus casas.

Las calles de la capital del país estuvieron desiertas ayer, al comenzar el confinamiento en un intento por detener el peor brote de ébola que se recuerda.

Unos 30.000 trabajadores de la salud, voluntarios y profesores tienen previsto visitar hasta mañana cada vivienda de este país de seis millones de habitantes, para educarlos sobe la epidemia y aislar a los enfermos.

El ébola causa fuertes hemorragias y se transmite por el contacto con sangre u otros fluidos corporales. Si no se trata, tiene una tasa de mortalidad del 90 %.

Naciones Unidas anunció que desplegará una misión especial, calificando el brote como una “amenaza a la paz y la seguridad internacional”. Los trabajadores de la salud se han enfrentado muchas veces a la profunda desconfianza de las comunidades locales, lo que obstaculiza los esfuerzos para detener el avance de la enfermedad. Un equipo de ocho personas que educaba sobre los riesgos del ébola en una remota zona del sudeste de Guinea fue asesinado y sus cuerpos arrojados a una letrina.

En Sierra Leona han muerto al menos 562 personas por la enfermedad. El virus ha infectado a unas 5.357 personas en África Occidental, principalmente en Sierra Leona, Guinea y Liberia, y en menor medida, Nigeria.


No hay comentarios: