ZKA

ZKA

3 ene. 2015

Ley de medios y un viaje a Washington

El ministro del Comunicaciones aseguró que se promoverá el debate por una ley de regulación de los medios de comunicación y el ministro del Interior anunció que Dilma realizará una visita oficial a Estados Unidos antes de septiembre.

Al día siguiente de haber asumido su segundo mandato, la presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, dio indicios de alguna de las políticas que signarán su nuevo gobierno. En su primer día de trabajo, Rousseff se reunió con el primer ministro de Suecia, Stefan Lofven; con el vicepresidente de China, Li Yuanchao, y con el presidente de Guinea Bissau, Mario José Vaz. No obstante, el encuentro más esperado, teniendo en cuenta el contexto político y económico, fue con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, con quien conversó acerca de cooperación económica entre ambas naciones. Al mismo tiempo, su ministro de Comunicaciones dio a conocer que se promoverá el debate por una ley de regulación económica de los medios de comunicación. Además, el ministro del Interior anunció ayer que Dilma realizará una visita oficial a Estados Unidos antes de septiembre.

Respecto del encuentro con Maduro, él mismo anunció a los medios que los gobiernos de Brasil y Venezuela pretenden dinamizar la relación bilateral. “Vamos a dinamizar toda la agenda, sobre todo de cooperación económica, industrial, tecnológica, agrícola, agroalimentaria. Tenemos una base de confianza política muy bien construida en los últimos 12 años”, expresó Maduro a la prensa, que lo esperaba al final de la reunión, la cual calificó como auspiciosa.

El mandatario venezolano anticipó que las negociaciones con Brasil incluyen el planeamiento de un proceso de industrialización en el ámbito del Mercosur, que conforman los dos países, además de Argentina, Paraguay y Uruguay), así como proyectos bilaterales. Agregó que los dos países también planean reactivar el mecanismo de cumbres trimestrales inaugurado en la década pasada por el fallecido presidente Hugo Chávez y por el entonces presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pero que ha sido abandonado en los últimos años. Por último, el presidente venezolano dijo que agradeció a Rousseff el apoyo de Brasil a su país frente a las sanciones aprobadas por el Senado de Estados Unidos.

Mientras Dilma estaba ocupada con las visitas, el nuevo ministro de Comunicaciones, Ricardo Berzoini, anunció que promoverá el debate por una ley de regulación económica sobre los medios de comunicación.

Berzoini aseguró que cualquier reglamentación en el sector de medios de comunicación no afectará la libertad de expresión. “Vamos a hacer un proceso con tranquilidad, sin prisa, vamos a trabajar con un concepto amplio de democracia, escuchar todas las propuestas y si hay participación popular, haremos un buen trabajo”, declaró el ministro.

La reglamentación económica de los medios de comunicación audiovisuales, otorgados mediante concesiones públicas a privados, está contemplada en tres artículos de la Constitución de 1988, aunque nunca fue oficializada por el Congreso.

“Todos los sectores de la economía que tienen gran impacto social, democrático y económico son reglamentados, queremos un debate profundo especialmente al tema de concesiones públicas”, argumentó.

El Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff defiende históricamente la aprobación de una nueva ley de medios de comunicación, por lo que el nuevo ministro dijo que el proceso que impulsará será “con tranquilidad y con un concepto amplio de democracia”.

El ministro saliente, Bernardo, durante la ceremonia defendió su gestión al afirmar que entre 2010 y 2014 el acceso a la banda ancha de Internet en Brasil creció más del 300 por ciento. Sin embargo, Berzoini señaló que una de las prioridades de su gestión será ampliar la conectividad.

“Cuando me confió la jefatura de la cartera de Comunicaciones, la presidenta Dilma estableció como prioridad trabajar por el acceso a la banda ancha y ampliar el acceso a las comunicaciones”, sostuvo Berzoini.

Coincidió con Bernardo en que entre diciembre de 2010 y agosto de 2014 el acceso a la banda ancha creció más de 300 por ciento, con un crecimiento de 57 por ciento en la banda ancha fija y de más de 600 por ciento en la banda ancha móvil, como 3G y 4G.

Una de las misiones de Berzoini será universalizar el acceso a Internet en el país. Además de eso, el ministro entrante tendrá que concluir el proceso de migración de la TV analógica a la TV Digital, iniciado en la gestión anterior.

Por otro lado, el ministro del Interior, Aloizio Mercadante, anunció ayer que Dilma hará una visita oficial a Estados Unidos antes de septiembre. Se trata de un gesto que tiene como fin estrechar las relaciones entre los dos países, golpeadas por las revelaciones de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense a las comunicaciones de la mandataria y de la petrolera estatal brasileña Petrobras.

Mercadante dijo que la visita tendrá carácter de Estado, lo que incluye encuentros con jefes de los tres poderes, y que se realizaría cerca de la sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El jueves, poco después de prestar juramento en su segundo mandato, Rousseff había mantenido un encuentro con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden. La reunión se había realizado al margen de la cena ofrecida a los invitados brasileños y extranjeros. Ya en su discurso de toma de posesión, Dilma había dado señales amistosas hacia Washington. “Es de gran relevancia mejorar nuestro relacionamiento con Estados Unidos, por su importancia económica, política, científica y tecnológica, sin hablar del volumen de nuestro comercio bilateral”, había dicho la mandataria tras reasumir la presidencia. El resultado de las gestiones norteamericanas para retomar su agenda estratégica con Brasilia es el anuncio que ayer hizo Mercadante.

Maduro pide respeto

El jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó ayer que le pidió al vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, que “respete” a su país durante un breve encuentro celebrado el jueves en la ceremonia de investidura de la mandataria brasileña, Dilma Rousseff. El mandatario venezolano aseguró que el encuentro con Biden fue “cordial” y tuvo lugar en “un ambiente de respeto” que, según él, siempre debería prevalecer. “Le pedimos a Estados Unidos, le dije a Biden y le hemos dicho a Estados Unidos mil veces, en público y en privado, que queremos relaciones de respeto, nada más”, manifestó Maduro en declaraciones a periodistas.

No hay comentarios: