ZKA

ZKA

10 may. 2015

Rusia celebró con su poderío militar en las calles

"La Unión Soviética participó en las batallas más sangrientas", dijo Putin en referencia a los más de 25 millones de soviéticos que murieron en la guerra.

Frente a 16 mil soldados, cientos de tanques, misiles intercontinentales, aviones y helicópteros de combate, miles de personas y mandatarios de 20 países, el presidente Vladimir Putin encabezó los festejos por el aniversario del triunfo del Ejército Ruso sobre la Alemania nazi, en la guerra más trágica de la historia. En su discurso, agradeció "por su contribución en esa victoria" a los Aliados del Reino Unido, Francia y Estados Unidos, países con los que actualmente mantiene un contrapunto por la situación en Ucrania.

"Doy las gracias a los antifascistas que participaron en los combates contra los nazis en las filas de la resistencia y en la clandestinidad", dijo antes de guardar un minuto de silencio por las víctimas de Segunda Guerra Mundial, desde un palco que compartió en la Plaza Roja con los presidentes chino, Xi Jinping, el cubano, Raúl Castro; el venezolano, Nicolás Maduro; el indio, Pranab Mukherjee; y el titular de la ONU, Ban Ki-moon, entre otras personalidades.

No asistieron al mega desfile las potencias occidentales de la Alianza que enfrentó a los regímenes nazi-fascistas, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, quienes en la actualidad acusan a el Kremlin de incitar y apoyar militarmente a los separatistas prorrusos del este de Ucrania, que mantienen un conflicto político y armado con Kiev y su gobierno pro Unión Europea.

Putin no hizo alusión a este conflicto sino que, por el contrario, se mostró conciliador: "Agradezco a los pueblos del Reino Unido, Francia y Estados Unidos su contribución a la victoria". Más tarde, en una recepción con los dirigentes presentes en Moscú, Putin agregó que "el espíritu de alianza forjado en la Segunda Guerra Mundial debería servir hoy de ejemplo".

Rusia exhibió frente a la Plaza Roja su moderno armamento, como el Tanque Armata T-14, considerado uno de los más potentes del mundo, o misiles balísticos intercontinentales de cerca de 50 toneladas. "Hay que recordar que fue el Ejército Ruso el que, tras un asalto a Berlín, puso punto final a la guerra contra la Alemania hitleriana", dijo Putin.

Ban Ki-moon manifestó su alegría de contemplar "los rostros llenos de orgullo de la gente que participó en estas celebraciones".

No hay comentarios: