ZKA

ZKA

15 jul. 2015

Tsipras: “Era aceptar el acuerdo o salir del euro”

El primer ministro griego explicó, en una entrevista a la reabierta televisión pública, que durante la reunión de jefes de Estado en Bruselas no tuvo más opciones que aceptar el plan de ajuste, pero auguró: "Nos dará la oportunidad de salir de la crisis". A pesar del acuerdo financiero firmado en la madrugada del lunes, cinco países del bloque económico advirtieron que no destinarán recursos al rescate de los vencimientos griegos de corto plazo.

"Nuestra apuesta es superar la crisis en el 2020", sostuvo Tsipras en la entrevista a la televisión pública. El primer ministro enfrenta una gran oposición del ala más radicalizada de su partido por los términos pactados en la reunión del Eurogrupo.

El acuerdo alcanzado ayer encontró hoy los primeros palos en la rueda, cuando el Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Polonia y la República Checa advirtieron que no destinarán recursos para que el país heleno puede el próximo lunes cancelar una deuda de 3.500 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE).

"Estamos analizando todos los instrumentos y fondos que podrí­amos usar y todos parecen tener desventajas o imposibilidades legales", señaló el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

"Va en el interés de la estabilidad económica de Europa que el pacto griego sea ahora firmado y sellado, pero déjenme que sea muy claro: el Reino Unido no está en el euro", esgrimió el titular británico de Economí­a, George Osborne. "La Eurozona debe pagar por sí­ misma la factura", agregó Osborne.

Expertos y economistas están buscando posibles ví­as para conceder a Grecia unos 7 mil millones de euros de manera urgente, para evitar que caiga en más impagos, después de no devolver 1.500 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI) el pasado 30 de junio.

La negativa de los cinco paí­ses --que junto a Hungrí­a, Croacia, Romania y Bulgaria, integran la UE pero no la eurozona-- impide recurrir, como se pensó inicialmente, al Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (MEDEF), que se nutre del presupuesto comunitario y ya fue utilizado para respaldar a Irlanda y Portugal.

Parece poco probable que se logren disipar estos temores a tiempo y se están estudiando cinco alternativas, entre las cuales figuran el uso de fondos al desarrollo comunitarios, la concesión de préstamos bilaterales o el uso de los beneficios producidos por los bonos griegos en manos del BCE y los socios europeos.

No hay comentarios: