ZKA

ZKA

29 ago. 2015

“Los editoriales de La Nación son una proclama a la impunidad”

Jorge Auat, titular de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, repudió los editoriales que publicó el diario en las últimas semanas. En esas notas, La Nación volvió a criticar los juicios de lesa humanidad e insistió con el pedido de “reconciliación”. Para Emiliano Salguero, de HIJOS, el matutino “es un apologista de la represión”.

Como una reacción ante los juicios de lesa humanidad en el país, que acumulan 600 imputados y más de 1000 represores procesados, el diario La Nación publicó una serie de editoriales cuestionando el lema de “juicio y castigo” a los militares y civiles durante la última dictadura. Algunos fragmentos señalan que "Justicia y condena" es una frase con “sed de venganza” y una imposición que “es el reverso del espíritu de reconciliación”. Jorge Auat, titular de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, repudió las líneas periodísticas como una “posición interesada, que lejos de ser una opinión con anclaje objetivo, es una proclama a la impunidad”. En ese punto, “se interpreta como una campaña en la reivindicación del horror, legitimando los crímenes de la dictadura y hablando de la teoría de los dos demonios, que implica frenar los avances de los procesos actuales de Memoria, Verdad y Justicia”, dijo a Infojus Noticias.

En otros párrafos de las editoriales, se dice: “No es pedir Justicia y Sentencia. No es cumplir con el deber de investigar y desentrañar la verdad de nuestras lamentables tragedias de los años 70. No es tampoco absolver o condenar, según surja de la prueba que se produzca, más allá de toda duda razonable, en una investigación independiente y seria, que debería ser siempre veraz y sincera. Para todos por igual”.

Ante ello, Emiliano Salguero, referente de H.I.J.O.S Córdoba, consideró que no es una actitud nueva. Dijo que el diario “históricamente” se pronunció a favor de los delitos de la dictadura. “Nuestra única venganza es la de ser felices, La Nación es un apologista de la represión, para ellos venganza es que no tengamos un Estado de derecho y negar que el pueblo acceda a mayores conquistas históricas. Tienen trastocado el concepto de justicia, que para nosotros es igualdad de oportunidades”, dijo a Infojus Noticias.

“La Nación representa a los grupos concentrados de poder que son los que se beneficiaron con el régimen militar”, precisó. “El telón de fondo es si los juicios por lesa humanidad siguen o no, y eso está clarísimo, porque Argentina es un ejemplo de justicia para todos los países, que hablan de justicia pero no la cumplen. Acá no vamos a retroceder y esas editoriales quieren imponer el autoritarismo de nuevo”, dijo el integrante del organismo de derechos humanos.

Y concluyó: “Lo que desconocen las editoriales es el derecho internacional que fue incorporado a nuestra Constitución. Se quiere equipar, como una muestra de cómo defienden la teoría de los demonios, a los delitos del terrorismo de Estado con las acciones del pueblo, que resistió a la dictadura. La sociedad aprendió a ejercer el diálogo en democracia y a rechazar la violencia”.

La primera editorial propuso la “reconciliación" a través del encuentro de "las víctimas de los dos contendientes de la violencia de los '70" que realizó la Universidad Católica Argentina y que el matutino propone como "un gran ejemplo en la búsqueda de la pacificación", con una argumentación que reivindica las anuladas leyes de Obediencia Debida y Punto Final y los indultos de los '90. El último viernes insistió y llamó a remplazar la "sed de venganza" con un editorial que retoma la teoría de los dos demonios y pidió juzgar "con la misma vara" a genocidas y desaparecidos. Este lunes retomaron sus críticas a los organismos de derechos humanos y su consigna "juicio y castigo".

Para Auat, La Nación habla de atropellos a la “independencia judicial” cuando atenta contra sus intereses. “Todo el poder judicial actuó en los procesos de lesa humanidad, es una acusación burda y generalizada. Pero cuando esos mismos jueces fallan a favor, entonces los elogian. Hay cientos de sentencias, de acusados, de instrucciones nuevas. Se desconoce ese trabajo porque se quiere manchar la cruzada moral y jurídica sobre los delitos más atroces de la historia argentina”, opinó.

Auat se refirió, además, a la cuestión de la reconciliación. “Se habla de la necesidad del perdón, exigiendo un gesto de generosidad de la víctimas, pero de ningún modo aparece el victimario en ese escenario. La Nación niego lo que pasó o lo reafirma, que es peor”, dijo. En sus palabras, las editoriales periodísticas buscan poner en crisis los procesos de Memoria, Verdad y Justicia. “¿Cuál sería el verbo común para que víctima y verdugo puedan darse la mano si ni siquiera se reconoce el daño que produjo el terrorismo de Estado? Se quiere cerrar el camino del conocimiento de la verdad, de enfrentarnos a lo que pasó y se bloquea la resignificación de la víctima”.

Por último, dijo que la estrategia final del diario es la de “desconocer los juicios porque rechazan las pruebas, que son categóricas” o “poner trabas para que no se avances sobre complicidades civiles”. Y dijo que si no existieran los actuales procesos de lesa humanidad, no habría “conciencia social” para que “la barbarie” no vuelva a repetirse. “Hay un desconocimiento del presente y del futuro, porque se expresa un alto consenso social en rechazo de las dictaduras. Hubo un largo camino para llegar a los juicios, que no empezó en 2003, sino que trascendió el dolor moral que produce la impunidad. Fue un clamor de la sociedad y una larga lucha de los organismos de derechos humanos que se convirtió en política de Estado y no de un gobierno particular”, concluyó.

No hay comentarios: