20 ago. 2017

Pesados Vestigios… de una confusión


“La derecha gobierna hace un año y medio en la Argentina y ya le estamos ganando el partido, definitivamente estamos para consolidar el triunfo en el segundo tiempo”.

Contra los dueños de todas las cosas, contra la concentración mediática mucho mas concentrada que cuando éramos gobierno, contra el aparato visual que inunda rutas y autopistas (la campaña nacional y provincial de Unidad Ciudadana en la vía pública fue mínima), sin la estructura del PJ servil al gobierno; con el Pueblo, con la gente, con los que se van “desazonzando” como diría Jauretche Volvimos al Triunfo, nadie duda que el triunfo es de Cristina. 20 meses y la primera derrota para el gobierno de ricos para ricos. A la vez la derecha se consolida -felizmente para la democracia- como un partido nacional y ojala queden como tristes recuerdos del pasado casi un siglo de instigación y realización de golpes de estado por una derecha que no entendía que el camino correcto son las urnas y los votos.

Ya sin matanza pero con engaño e hipocresía.

Acostumbrados a mentir descaradamente y a subestimar al Pueblo llano al que consideran súbditos la elite gobernante parece no tolerar una derrota después del primer año y medio de gobierno. Retienen los votos en donde el Peronismo gana muy fácilmente y nos “patean” la realidad electoral 10 días. Y para peor, ahora comienzan a verse telegramas donde lisa y llanamente hacen trampa. Allá ellos, quieren ocultar el sol con las manos. Van a terminar mareados...

Individualismo apátrida o Sueño Colectivo.

El merito personal y el tratar de salvarse a uno mismo es ideología en un gobierno que denigra, menosprecia y estigmatiza toda construcción colectiva. El Macrismo intenta representar en la Argentina todo lo peor de este sistema mundial en decadencia, es la vieja escuela de liberalismo económico y socialización de las perdidas, de los ajustes. Siempre de la mano de una genuflexión vergonzante ante los Yankees. El individualismo de un sistema global que lucha por separar y alienar a las personas choca contra las conciencias de los Pueblos que luchan por ser, por estar y sobre todo por existir. Con menos recursos, con muchísimos menos medios económicos que nuestros competidores seguimos disputando la batalla en primera línea convencidos de que la única lucha que se pierde es la que se abandona. Seguiremos pregonando la justicia social, la independencia económica y la soberanía política; seguiremos soñando con una patria mas justa con un Pueblo mas feliz y como diría Cristina: “con sus vidas mas organizadas” Esto se llama Peronismo y ya hemos dado la vida por el. Son los sentimientos del Pueblo expresados en un movimiento político donde, volviendo a Cristina “lo importante es el Pueblo”. Es pensar una Argentina con todos los millones de compatriotas adentro, muy distinta de esta argentina que poco a poco excluye y lleva más gente a la pobreza. Acá estamos, firmes, dispuestos y en la lucha.

Que viva la Grieta.

Dos modelos de país se enfrentan desde siempre, desde “San Martín pregonando luchar por la Patria Grande y Rivadavia diciendo que lo que convenía a Bs. As era replegarse sobre si misma” el modelo individualista, egoísta –europeizante ayer, pro Yankees hoy- contra el modelo nacional, popular, federal y con sueños colectivos que incluyan a todos los argentinos. Así como nosotros, el movimiento nacional y popular tenemos un correlato histórico de luchas –que gran parte de nuestro pueblo no conoce y debemos difundir ya que el relato oficial las oculta y cuando no las menosprecia- la derecha también tiene su correlato histórico de entrega del patrimonio nacional, de sumisión y profundo complejo de inferioridad ante el sajón del norte. Ellos tienen un correlato histórico de traición al Pueblo y persecución y estigmatización de todos los líderes populares que surgieron en esta tierra desde Rosas, Yrigoyen y Perón, hasta hoy Néstor y Cristina.

Unidad del Movimiento contra la Oligarquía.

Dejando de lado diferencias secundarias, enojos y vedetismos, anteponiendo a todo las tres banderas Peronistas y sobre todo el entendimiento de que hoy gobiernan los enemigos reales del Pueblo, los privilegiados de siempre, necesitamos sumar voluntades. Es imperiosa la Unidad del Movimiento en la acción y en el rumbo estratégico, no es necesario zanjear todas las diferencias es necesarios solo sentir la patria y que nos duela la miseria. Lo demás son generalmente diferencias entre los hombres cuando como Peronistas sabemos que eso queda relegado ante la Patria y el Movimiento. Mas que preocuparnos porque la derecha consolida un 30% de votos a nivel nacional, debemos abocarnos a recuperar nosotros el 60% histórico del Peronismo que se expreso en el apoyo masivo del Pueblo cada vez que nos pusimos a transformar realmente la Argentina a favor de las mayorías. Aunemos voluntades, discutamos, debatamos, pero sobre todo sumemos, acerquemos, contengamos y demostremos una vez más que somos capaces de conducir al “gigante invertebrado” como lo llamo Cooke con sus diferencias, con sus matices pero priorizando siempre primero a la Patria, después al Movimiento y por ultimo a los hombres.

Octubre está ahí. Somos miles y miles los Argentinos formados y concientizados dispuestos a salir a dar batalla para persuadir, convencer y sobre todo demostrar con fundamentos que no todo es lo mismo. Sigamos discutiendo que no son dos o tres políticos caídos en desgracia que nos desfilan por los canales de televisión los artífices del a corrupción, sino, los privados que los corrompen y los coimean. Sigamos discutiendo y fundamentando que no son los pobres ni los que cobran “un plan” los que no trabajan, los que no trabajan son los ricos. Los que no trabajan son los que cuando te tomas el tren a retiro los ves jugando al tenis en Palermo. Sigamos pregonando fervientemente que a los países no los funden los pobres, a los países los funden los ricos. Sigamos rompiendo mitos ante tanta falacia y tanta hipocresía. Demostremos en la acción, en la entrega diaria que no todo se compra ni se vende y que es cierta y veraz la frese del Gral. tan nuestra y tan sincera que dice “La única verdad es la realidad”.

No hay comentarios: