10 sept. 2017

Lenin y Stalin acerca del socialismo en un sólo país

I. Lenin

“…cuando se nos dice que el triunfo del socialismo sólo es posible a escala mundial, vemos en ello únicamente un intento, condenado al fracaso de modo singular, de la burguesía y de sus partidarios voluntarios e involuntarios de tergiversar la verdad más indiscutible. Naturalmente, la victoria definitiva del socialismo en un solo país es imposible.” (Lenin, Discurso al II Congreso de los soviets de diputados obreros, soldados y campesinos de toda Rusia, 1918)

“Los Estados Unidos del mundo (y no de Europa) constituyen la forma estatal de unificación y libertad de las naciones, forma que nosotros relacionamos con el socialismo, mientras la victoria completa del comunismo no conduzca a la desaparición definitiva de todo Estado, incluido el Estado democrático. Sin embargo, como consigna independiente, la de los Estados Unidos del mundo dudosamente sería justa, en primer lugar, porque se funde con el socialismo y, en segundo lugar, porque podría dar pie a interpretaciones erróneas sobre la imposibilidad de la victoria del socialismo en un solo país y sobre las relaciones de este país con los demás.” (Lenin, La consigna de los Estados Unidos de Europa, 1915)

“Vencer por completo y definitivamente a escala mundial no se puede en Rusia a solas; se podrá únicamente cuando triunfe el proletariado en todos los países, al menos en los adelantados, o, siquiera, en varios de los adelantados más grandes. Sólo entonces podremos afirmar con toda seguridad que la causa del proletariado ha triunfado, que hemos alcanzado nuestro primer objetivo: el derrocamiento del capitalismo.

Hemos alcanzado ese objetivo con relación a un país, y se nos ha planteado la segunda tarea. Si el Poder de los Soviets es una realidad, si la burguesía ha sido derrocada en un país, la segunda tarea es la lucha a escala internacional, la lucha en otro plano, la lucha del Estado proletario en el medio de los Estados capitalistas.

La situación es de novedad y dificultad extraordinarias.

Por otra parte, una vez derrocado el poder de la burguesía, la tarea principal es organizar la construcción del socialismo.” (Lenin, Éxitos y dificultades del poder soviético, 1919)

“Los capitalistas, la burguesía, pueden, en el ‘mejor’ de los casos para ellos, retardar la victoria del socialismo en uno u otro país a costa del exterminio de otros centenares de miles de obreros y campesinos. Pero no pueden salvar al capitalismo.” (Lenin, Respuestas a las preguntas de un periodista norteamericano, 1919)

El desarrollo del capitalismo sigue un curso extraordinariamente desigual en los diversos países. De otro modo no puede ser bajo el régimen de la producción mercantil. De aquí la conclusión irrefutable de que el socialismo no puede triunfar simultáneamente en todos los países. Empezará triunfando en uno o en varios países, y los demás seguirán siendo, durante algún tiempo, países burgueses o preburgueses.” (Lenin, El programa militar de la revolución proletaria, 1916)

“El camarada Rykov entiende que el socialismo tiene que venir de otros países de industria más desarrollada. Esto no es cierto. No puede decirse quién comenzará ni quién acabará lo comenzado. Esto no es marxismo, sino una parodia del marxismo.

Marx dijo que Francia comenzaría y el alemán llevaría a cabo la obra. Y el proletariado ruso ha conseguido más que nadie.

Si nosotros hubiéramos dicho: “sin zar, dictadura del proletariado”, ello habría significado saltar por encima de la pequeña burguesía. Pero lo que nosotros decimos es: ayudad a la revolución a través del Soviet de diputados obreros y soldados. No hay que deslizarse al reformismo. No luchamos para ser vencidos, sino para salir vencedores. Y en el peor de los casos contamos con obtener un triunfo parcial. De salir derrotados, conseguiremos, a pesar de todo, un triunfo parcial. Conseguiremos reformas. Y las reformas son un instrumento auxiliar de la lucha de clases.

El camarada Rykov ha dicho también que no hay fase de transición entre el capitalismo y el socialismo. Eso no es verdad. Eso es romper con el marxismo.” (Lenin, discurso a la VII conferencia de toda Rusia del POSD(B)R)

II. Stalin

“…derrocar el Poder de la burguesía e instaurar el Poder del proletariado en un solo país no significa todavía garantizar el triunfo completo del socialismo. Después de haber consolidado su poder y arrastrado consigo a los campesinos, el proletariado del país victorioso puede y debe edificar la sociedad socialista. Pero ¿significa esto que, con ello, el proletariado logrará el triunfo completo, definitivo, del socialismo, es decir, significa esto que el proletariado puede, con las fuerzas de un solo país, consolidar definitivamente el socialismo y garantizar completamente al país contra una intervención y, por tanto, contra la restauración? No. Para ello es necesario que la revolución triunfe, por lo menos, en algunos países. Por eso, desarrollar y apoyar la revolución en otros países es una tarea esencial para la revolución que ha triunfado ya. Por eso, la revolución del país victorioso no debe considerarse como una magnitud autónoma, sino como un apoyo, como un medio para acelerar el triunfo del proletariado en los demás países.

Lenin expresó este pensamiento, cuando dijo que la misión de la revolución triunfante consiste en llevar a cabo ‘el máximo de lo realizable en un solo país para desarrollar, apoyar y despertar la revolución en todos los países.’” (Stalin, Los Fundamentos del Leninismo, 1924)

“El leninismo enseña que la victoria definitiva del socialismo en el sentido de una plena garantía contra la restauración de las relaciones burguesas es posible solamente a escala internacional. Eso significa que la ayuda comprometida del proletariado internacional es esa fuerza sin la cual no se puede resolver el problema de la victoria definitiva del socialismo en un solo país.

…debido a que no vivimos en una isla sino en un “sistema de estados” del cual una parte considerable es hostil al país del socialismo, creando así el peligro de una intervención y una restauración, nosotros decimos que abiertamente y honestamente que la victoria del socialismo en nuestro país no es todavía definitiva.” (Stalin, Carta a Ivanov, 1938)

No hay comentarios: