5 jul. 2015

Los grandes medios votan Sí

Tsipras ordenó la reapertura de la Radiotelevisión Pública Nacional.

Mega es uno de los canales más antiguos del país. Los jóvenes manifestantes de la coalición Syriza lo acusan de tener una larga tradición de apoyo a los gobiernos de derecha que implementaron políticas de ajuste neoliberal.

Cientos de jóvenes militantes de la izquierda griega protestaron frente a la sede de la TV privada Mega para denunciar su campaña a favor del Sí en el referéndum de hoy. La manifestación fue convocada por la rama juvenil de la coalición Syriza, pero se sumaron decenas de manifestantes de otras agrupaciones políticas, así como ciudadanos indignados con la cobertura mediática que, aseguraron varios ciudadanos, logró que muchos indecisos elijan votar por el Sí.

Aunque durante los días previos a la protesta los organizadores dejaron en claro que la manifestación debería llevarse a cabo de forma pacífica, la policía ateniense desplegó un importante dispositivo de seguridad frente a las puertas del canal. Una de las presentes, Kiparissi Valia, de 27, afirmó que Mega es uno de los canales más antiguos del país, y que tiene una larga tradición de apoyo a los gobiernos de derecha que implementaron políticas de ajuste neoliberal. “Pero esta vez lo hicieron de forma muy obvia, casi obscena. Trabaja directamente en favor de los intereses de los acreedores internacionales y los líderes europeos que quieren amedrentar al pueblo griego”, expresó la jóven. “La televisión es muy importante para la gente mayor, que no tiene acceso a Internet y a las redes sociales y sólo se informa por ese medio. Y la cadena Mega sólo mostró una de las caras de la moneda”, insistió Kiparissi.

La manifestante adelantó que su voto en la consulta que se realizará hoy será No, como gesto de solidaridad con sus compatriotas que lo están pasando mal. “Yo tengo trabajo, una casa, dinero en el banco y no tengo miedo, quiero que quede claro. Pero hay gente que está desprotegida y un sí en las urnas sería catastrófico”, remarcó.

El pasado 11 de junio, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, ordenó la reapertura de la Radiotelevisión Pública Nacional (ERT, por sus siglas en griego), que exactamente dos años antes había sido cerrada por decreto y de forma fulminante por decisión del entonces premier, el conservador Antonis Samaras. En ese entonces, la clausura de la emisora dejó en la calle a 2600 trabajadores. ERT era la única cadena con licencia para transmitir de forma legal en Grecia, por lo que su cierre dejó el sistema de medios totalmente desregulado y a merced de las cadenas privadas y sus intereses corporativos, lo que en este país se denomina diapoloki.

Otro de los presentes en la manifestación, Pantelis Stefanis, militante del partido izquierdista Antarsya, justificó que la posición de la señal Mega está vinculada a una de las políticas anunciadas por el primer ministro heleno, que es la regulación sobre las licencias para la transmisión televisiva. Esta situación, aclaró el joven, pone en riesgo la supervivencia de estas cadenas y los intereses que ellas defienden. “Sabemos que los principales periodistas de Mega participaron de seminarios organizados por el FMI para que pudieran difundir el mensaje y las ideas dictadas por el organismo internacional de forma más eficiente”, remarcó. Asimismo, Stefanis denunció que Mega no es la única señal de TV privada que actúa de este modo. “Cadenas como STAR, SAKI y Alpha actúan de forma mafiosa y terrorista. Por el contenido que transmiten, pareciera que están del lado de los intereses de quienes quieren ver a Grecia arrodillada”, apuntó el joven.

En sintonía con la manifestación de ayer, el cineasta griego Aris Chatzistefanou expresó en una entrevista realizada por la emisora TeleSur que los grandes medios de comunicación griegos manipulan y crean pánico en la población. “Minutos después de que Tsipras anunciara el referencido, muchas personas fueron al banco a retirar dinero, y los medios estaban allí para mostrar imágenes de ‘pánico’ de la población cuando hacía cola en los cajeros”, relató.

No hay comentarios: